jueves, enero 16, 2020

Otro rompecabezas de dinosaurios resuelto por paleontólogos


Una nueva investigación, publicada recientemente en la revista Papers in Palaeontology, arrojó una respuesta concluyente, aunque sorprendente, sobre un extraño tipo de cáscaras de huevos fósiles mediante el uso de una técnica de investigación innovadora.
 


La investigación fue realizada por un equipo internacional dirigido por Seung Choi de la Universidad Nacional de Seúl (Corea del Sur) e incluyó a Yuong-Nam Lee (Universidad Nacional de Seúl, Corea del Sur), junto con Miguel Moreno-Azanza (Universidade Nova de Lisboa; Museu de Lourinhã, Portugal), Zoltán Csiki-Sava (Universidad de Bucarest, Rumania) y Edina Prondvai (Universidad de Gante, Bélgica, actualmente en el Grupo de Investigación de Paleontología MTA-MTM-ELTE, Hungría).
El equipo logró determinar la verdadera identidad de un tipo peculiar de cáscaras de huevos fósiles llamado Pseudogeckoolithus, que se originó a partir del final del período Cretácico (hace aproximadamente 85 a 66 millones de años), unas cáscaras de huevo que confundieron a los paleontólogos europeos durante varias décadas.


Las cáscaras de huevo Pseudogeckoolithus están ampliamente distribuidas en el sur de Europa y también aparecen en el norte de África. Son muy delgadas (generalmente menos de 0.3 mm), y algunos aspectos de su microestructura se asemejan a los de las cáscaras de huevo de algunos dinosaurios depredadores, mientras que otros recuerdan a los de las cáscaras de huevo de lagarto moderno. Además, se caracterizan por una ornamentación a base de nodos dispersos, siendo a este respecto también notablemente similar a las cáscaras de huevo de algunos geckoes modernos. Por lo tanto, estos fósiles se denominan comúnmente cáscaras de huevo "tipo gecko" por los expertos.
“Este fue un caso de una señal muy confusa dentro del registro fósil europeo del Cretácico Tardío. Debido a su similitud con las cáscaras de huevo de gecko modernas, Pseudogeckoolithus a menudo se consideraba como una prueba que respaldaba la presencia de geckos en el archipiélago tropical que cubría la parte sur de Europa al final del reinado de los dinosaurios ", dice Csiki-Sava desde el Universidad de Bucarest, uno de los coautores del estudio.

 

Con el fin de aclarar la identidad de la capa de huevo Pseudogeckoolithus, el equipo investigó estos fósiles de cáscara de huevo “tipo gecko” de Rumania, Hungría y España utilizando una técnica novedosa llamada análisis de difracción de dispersión de electrones (EBSD) para revelar su patrón cristalográfico detallado y compararlo con el de los geckos modernos, así como de los pájaros y los dinosaurios extintos, los llamados maniraptores. "Ahora somos plenamente conscientes de que las cáscaras de huevo de gecko modernas y las cáscaras de huevo de dinosaurio típicas (incluidas las aves) tienen una disposición cristalográfica completamente diferente", explica Choi, que previamente había estudiado en detalle tanto las cáscaras de huevo de gecko como las de dinosaurio depredador utilizando la misma técnica. "Por lo tanto, decidimos comparar la imagen cristalográfica de Pseudogeckoolithus con la de las cáscaras de huevo de los geckoes y pájaros modernos, así como las de los pequeños dinosaurios depredadores, para resolver el enigma de Pseudogeckoolithus". De hecho, los investigadores pudieron confirmar ese Pseudogeckoolithus, con sus cristales de cáscara de huevo que crecen desde el interior hacia la superficie de la cáscara externa, tienen una disposición cristalográfica completamente diferente de la de la cáscara de huevo de gecko moderna, donde el crecimiento del cristal parece proceder de la superficie exterior hacia adentro.


En cambio, las cáscaras de huevo de Pseudogeckoolithus muestran una disposición cristalográfica típica de las aves y sus ancestros maniraptores. “Las cáscaras de huevo de Pseudogeckoolithus son tan delgadas y frágiles que es difícil reconocer fragmentos bien preservados que conserven todas las características típicas de la cáscara de huevo de terópodo, como las múltiples capas con diferentes tipos de cristales. Sin embargo, EBSD nos permitió identificar estas estructuras incluso en los especímenes menos bien conservados, lo que confirma que Pseudogeckoolithus no es una verdadera cáscara de huevo de gecko. En consecuencia, no hay evidencia de que los geckoes fueran comunes en el Cretácico Superior de Europa, como a menudo se interpretó anteriormente ”, comenta Moreno-Azanza, de la Universidade Nova de Lisboa y Museu de Lourinhã, otro coautor. “La identidad engañosa de Pseudogeckolithus ya fue abordada por Nieves López-Martínez y Monique Vianey-Liaud, quienes la nombraron en la década de 1990. Clasificaron esta cáscara de huevo como dinosaurio, pero la llamaron "huevo de piedra degecko", que es lo que significa Pseudogeckoolithus.

Ahora, estas nuevas técnicas nos permitieron corroborar firmemente su observación inicial: estas cáscaras de huevo se originan a partir de huevos puestos por dinosaurios ”.
De hecho, la amplia distribución de las cáscaras de huevo de Pseudogeckoolithus en realidad implica la presencia común de pequeños dinosaurios depredadores parecidos a pájaros, probablemente muy relacionados, en toda Europa durante el Cretácico Tardío. “Es notable cuán extendidas están las cáscaras de huevo de tipo Pseudogeckoolithus. Aparecen prácticamente en todas partes en el archipiélago del Cretácico Tardío, independientemente de la geografía.


El artículo puede leerse aquí:
https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/spp2.1294

Reconstruction © Julius T. Csotonyi  julius.csotonyi@gmail.com
Composite@Zoltan Csiki zoltan.csiki@g.unibuc.ro

lunes, diciembre 09, 2019

Descubriendo los secretos del dinosaurio argentino Macrogryphosaurus gondwanicus.

Penélope Cruzado, Integrante del equipo Aragosaurus e investigadora del Instituto de Investigación en Paleobiología y Geología (CONCIET-UNRN) en Argentina ha participado en la descripción completa del esqueleto del ornitópodo argentino Macrogryphosaurus gondwanicus

Los ornitópodos son dinosaurios herbívoros, mayormente bípedos, cuyos restos pueden encontrarse en todo el mundo. La gran mayoría de los restos ornitópodos que se han encontrado en América del Sur proceden de la Patagonia Argentina donde hasta el momento han sido descriptas 9 especies distintas, entre las que se encuentra Macrogryphosaurus

Este dinosaurio fue presentado en un primer artículo realizado por el paleontólogo Jorge Calvo y colaboradores en 2007. En este primer trabajo los investigadores además crearon un grupo nuevo de ornitópodos endémicos de Sudamérica llamado Elasmaria. Desde entonces han aparecido nuevos integrantes del grupo y se ha hecho necesaria una nueva y más exhaustiva descripción de los materiales de Macrogryphosaurus. Con este objetivo los investigadores Sebastián Rozadilla, Penélope Cruzado-Caballero y Jorge Calvo han reestudiado el esqueleto de comparándolo con nuevos integrantes del grupo Elasmaria, como Mahuidacursor, publicando sus resultados en un nuevo artículo.

Macrogryphosaurus tiene una edad de unos 89 millones de años y es uno de los ornitópodos completos de Argentina junto con Talenkauen santacrucensis y Mahuidacursor lipanglef, lo que ha permitido hacer estudios comparativos para evaluar como evolucionaron estos dinosaurios endémicos de Argentina.

La publicación se enmarca en el proyecto de investigación de la aragosaurera Penélope Cruzado-Caballero sobre el estudio de la diversidad de ornitópodos durante el cretácico Superior en Argentina.


Enlace del artículo: https://www.sciencedirect.com/…/artic…/pii/S0195667119302460

sábado, diciembre 07, 2019

technicien/géoarchéologue

Le pôle archéo de Metz Métropole recherche " un
technicien/géoarchéologue avec de solides bases en géomorphologie,
notamment en contexte alluvial. Des compétences en sédimentologie et
pédologie seraient également un plus ". Il propose un contrat de 9
mois d'abord, mais souhaite ensuite prolonger.


Si vous avez des connaissances intéressées par ce poste, n'hésitez
pas à leur en faire part. Message transmis par la responsable du pôle
archéo préventive, Renata Dupond : rdupond@metzmetropole.fr

miércoles, diciembre 04, 2019

Descubierta la relación de parentesco del liron endémico de las Baleares

Acaba de salir publicado online el trabajo liderado por el investigador ARAID y aragosaurero Pere Bover sobre la paleogenética del glírido extinguido endémico de las Baleares, Hypnomys morpheus.

Los glíridos es una familia de roedores acualmente representadas por unas pocas especies pero cuya diversidad era mucho mayor al inicio del Mioceno. Las relaciones intergenéricas de unos pocos glíridos actuales no están del todo resueltas, pero definitivamente las atribuciones a géneros y subfamilias de especies fósiles están en discusión, así como las relaciones entre las diferentes subfamilias extinguidas y actuales. Hypnomys morpheus es el último representante de la línea filogenética de glíridos que evolucionó en las islas de Mallorca y Menorca, y algunos autores han considerado el género Hypnomys como pariente cercano del género Eliomys (que incluye el lirón careto actual, E. quercinus) o incluso como subgénero de él.    

En este trabajo se han analizado secuencias del genoma mitocondrial de un ejemplar de H. morpheus de varios miles de años procedente de una cueva en la Serra de Tramuntana de Mallorca, y ha permitido confirmar la relación de parentesco con Eliomys pero rechazar la hipótesis de que sea un subgénero. La divergencia de ambos géneros se ha calculado en unos 13,7 millones de años (intervalo de probabilidad posterior de 95% entre 7,39 y 20,07 millones de años), lo que indicaría, junto con la morfología de los molares de los primeros representantes de Hypnomys, que este género se habría originado en el Mioceno Medio-Superior a partir de un glírido continental con un patrón complejo en la morfología de los molares, tal como el extinto Vasseuromys o algún otro pariente cercano.

Bover, P., Mitchell, K.J., Torres-Roig, E., Llamas, B., Thomson, V.A., Alcover, J.A., Agustí, J., Cooper, A., Pons, J. 2019. Ancient DNA from an extinct Mediterranean micromammal—Hypnomys morpheus (Rodentia: Gliridae)—Provides insight into the biogeographic history of insular dormice. Journal of Zoological Systematics and Evolutionary Research, en prensa.

https://doi.org/10.1111/jzs.12343

The Department of Geosciences at NTU is looking to fill faculty positions

The Department of Geosciences at NTU is looking to fill one or more faculty positions. Specializations are open, but candidates with expertise in the following fields are particularly encouraged to apply:

(1) structural and field geology
(2) sedimentology and stratigraphy
(3) mineralogy and petrology
(4) geological resources or hydro- and applied geology

National Taiwan University ranks in the top 100 universities worldwide (QS 2019), and Taipei was recently named the World's Friendliest and Safest City for Expats (InterNations 2018). Within Taipei there is easy access, through a world class transit system, to a vibrant city life and to numerous outdoor activities such as hiking, snorkeling, fishing and mountain biking. The Department of Geosciences offers a dynamic and supportive working environment with a wide range of state-of-the-art research facilities. Generous start-up funding is available for new faculty members.

More information:
http://web.gl.ntu.edu.tw/ENG/index.php/announcements/news/item/428-news-faculty-positions-at-the-department-of-geosciences-national-taiwan-university

--

martes, diciembre 03, 2019

El último oso panda de Europa vivió en la península ibérica

Un equipo de investigadores españoles describe en la revista Geodiversitas los restos del último oso panda de la península ibérica. El análisis de distintos fósiles del yacimiento de Las Casiones (Teruel) ha revelado la presencia del género Indarctos, emparentado con el actual panda gigante de China, hace unos 6 millones de años. Investigaciones anteriores situaron también en la península ibérica el primer representante en Europa del linaje del oso panda.   

Un artículo publicado en 2012 situó el origen del linaje del panda gigante en la actual España hace entre 11 y 12 millones de años a partir de distintos fósiles excavados en el yacimiento del Abocador de Can Mata (els Hostalets de Pierola, Catalunya) y Nombrevilla 2 (Daroca, Zaragoza). Se trata de los restos más antiguos de este grupo, que actualmente solo está representado en Asia y cuya especie más emblemática es el panda gigante de China, Ailuropoda melanoleuca. Esta especie habría evolucionado a partir de formas más basales como las que encontradas en los yacimientos españoles.

Ahora, un artículo liderado por el paleontólogo Juan Abella, del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), conjuntamente con investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), la Universidad de Cape Town, la Universidad de Valencia y la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, describe distintos restos del esqueleto postcraneal y dentición de la especie Indarctos punjabiensis del yacimiento de Las Casiones (Teruel) con una antigüedad de 6,23 millones de años. El hallazgo revela que el último oso panda de Europa vivió en la península ibérica.

"Las características craneales, mandibulares y dentales de estos fósiles nos permiten clasificarlo dentro de la subfamilia de los ailuropodinos, grupo al que pertenece el panda gigante actual", comenta Juan Abella (ICP). Según los métodos genéticos, los ailuropodinos se habrían separado de las otras subfamilias de osos actuales durante el Mioceno inferior, hace unos 20 millones de años.

"Estos osos eran predominantes en las comunidades de carnívoros durante la mayor parte del Mioceno superior en la península ibérica", explica Abella. En esta época existieron por lo menos tres especies de oso distintas en la región que actualmente es España. En general, el esqueleto de Indarctos indica que sería un animal de dieta básicamente omnívora, aunque con una gran cantidad de componente vegetal. Las crías podrían trepar a los árboles con bastante facilidad para huir de posibles peligros mientras que los ejemplares más grandes podrían hacer frente a cualquier ataque gracias a su gran tamaño y a sus poderosas zarpas.

Hace más de 6 millones de años, Las Casiones (9 km al Norte de la ciudad de Teruel) era una zona lacustre donde vivían estos osos acompañados de una fauna muy diversa de otros grandes mamíferos que incluía hipopótamos, rinocerontes o proboscidios, parientes de los elefantes actuales, así como hienas y otros carnívoros actualmente extintos. Es un buen exponente de las faunas previas a la crisis salina del Messiniense que supuso la desecación casi total del Mediterráneo.

El Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) es un centro de investigación de referencia dedicado a la paleontología de vertebrados y la conservación y divulgación del patrimonio paleontológico que tiene como patronos la Universidad Autónoma de Barcelona y la Generalitat de Cataluña y forma parte de la institució CERCA (Centres de Recerca de Catalunya).

Artículo original: Abella J., Hontecillas D., Valenciano A., Montoya P., Morales J., Pesquero M. D. & Alcalá L. 2019. - The last record of an ailuropod bear from the Iberian Peninsula, in Bonis L. de & Werdelin L. (eds), Memorial to Stéphane Peigné: Carnivores (Hy­aenodonta and Carnivora) of the Cenozoic. Geodiversitas 41 (23): 797-809. http://geodiversitas.com/41/23

lunes, diciembre 02, 2019

Charla sobre el Geoparque de Sobrarbe-Pirineos

 
El Dr. Ánchel Belmonte dará una charla para todos los públicos sobre el Geoparque del Sobrarbe el próximo 2 de diciembre. En esta charla nos contará la singularidad geológica y paisajista del Geoparque que incluye lugares tan conocidos como el Parque Nacional de Ordesa.


El Pirineo es, ante todo, un lugar geológico. Esa geología es responsable de la existencia y la estética de las montañas. Debido a su excepcional patrimonio geológico, la comarca de Sobrarbe fue declarada por la UNESCO como Geoparque. Y desde el Geoparque se impulsa no sólo la protección de su patrimonio, sino que se fomenta la investigación, la divulgación y la enseñanza sobre el terreno. Igualmente se apoyan numerosas iniciativas de desarrollo económico sostenible basadas en el turismo, la agricultura y la ganadería.

Ánchel Belmonte Ribas es Doctor en Geología. Autor de varios libros, como la Guía Geológica del Pirineo y artículos científicos y de divulgación. Interesado en la geología de las montañas, es docente vocacional y divulgador geológico por convicción desde hace más de 20 años. Tiene 16 años de experiencia docente en Educación Secundaria. Ha sido también profesor asociado en la Universidad de Zaragoza y profesor-tutor en la UNED. Actualmente es coordinador científico del Geoparque Mundial de la UNESCO Sobrarbe-Pirineos, donde desarrolla su trabajo ligando sus dos grandes pasiones: el Pirineo y la geología. Es miembro del grupo de evaluadores de geoparques de la UNESCO, asesor del Instituto de Estudios Altoaragoneses y premio Félix de Azara en distintas categorías.


La Charla será el 2 de diciembre en la Sala Pilar Sinúes del Edificio paraninfo y comenzará a las 19:00 horas hasta completar aforo. Esta charla se enmarca en los Encuentros del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, en este caso forma parte de un ciclo: sostenibilidad y consumo responsable dentro del convenio de la Universidad de Zaragoza y el Gobierno de Aragón sobre educación y formación para un consumo responsable.




miércoles, noviembre 27, 2019

Sobre la conservación del gran molusco bivalvo del Ebro


Keiko Nakamura, experta en bivalvos de agua dulce nos hablará sobre la vida y la conservación de la margaritona, una de las especies más amenazadas de extinción. Será el próximo 29 de noviembre en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza dentro de los Encuentros del Museo de Ciencias Naturales.

Margaritifera auricularia es uno de los mayores bivalvos de agua dulce en la Península. Hoy solo sobrevive en la cuenca del Ebro y cuatro cuencas francesas, por lo que se considera una de las especies más amenazadas a nivel mundial. Las razones de su declive son las alteraciones de los ríos, la contaminación, y las especies exóticas invasoras. Aragón juega un papel clave en su recuperación. La cría en cautividad es un trabajo costoso y de mucha dedicación llevado a cabo por el equipo técnico del Gobierno de Aragón desde el año 2000. Lograr completar la cría ha sido un éxito sin precedentes, pero es necesario mejorar la calidad de nuestros ríos para mantener una población viable.

Keiko Nakamura nació en Venezuela, de padre japonés y madre italiana, aunque es maña adoptada desde que llegó a Zaragoza. Apasionada por la biología, es licenciada con especialidad en ecología acuática. Actualmente cursa el doctorado de Biodiversidad y Biología evolutiva en la Universidad de Valencia y el tema principal de su tesis es, como no, es la conservación de Margaritifera auricularia. Trabaja como técnico en el Departamento de Biodiversidad de la empresa pública desde hace 15 años, primero SODEMASA y ahora SARGA. Desarrolla los encargos del Gobierno de Aragón relacionados con en el medio acuático. Su trabajo se centra en las acciones del Plan de Recuperación de Margaritifera auricularia. Ha publicado diversos trabajos en revistas científicas y de divulgación, al igual que participa dando charlas y cursos sobre la especie, para dar a conocer el importante trabajo de conservación que se hace con esta especie en Aragón.
 
La Charla será el 29 de noviembre en la Sala Pilar Sinúes del Edificio paraninfo y comenzará a las 19:00 horas hasta completar aforo. Esta charla se enmarca en los Encuentros del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, en este caso forma parte de un ciclo: sostenibilidad y consumo responsable dentro del convenio de la Universidad de Zaragoza y el Gobierno de Aragón sobre educación y formación para un consumo responsable.