miércoles, noviembre 13, 2019

Sobre la conservación del Oso Pardo en los Pirineos y en la Cordillera Ibérica


Sobre la conservación del Oso Pardo en los Pirineos y en la Cordillera Ibérica son los próximos encuentros del museo de Ciencias Naturales de la Universidad el próximo lunes 18 de noviembre en el Paraninfo a las 19 horas

Un tema de actualidad en Aragón en los últimos meses ha sido el papel del oso pardo en los Pirineos aragoneses. El número de ejemplares a aumentado y han comenzado los ataques al ganado produciendo las protestas de los ganaderos. Por otra parte, el oso forma parte de los ecosistemas pirenaicos y su recuperación es un emblema en términos conservacionistas, pudiendo ser un potente motor económico de un turismo de calidad. ¿Como solucionar este problema? sin dañar a la ganadería y a los habitantes del territorio, pero además conservando esta especie en peligro de extinción y que ha vuelto a nuestro territorio.

Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo, impartirá una charla el próximo lunes 18 de noviembre en el Paraninfo para explicar como la Fundación Oso pardo de Asturias lleva muchos años creando un marco adecuado para la relación entre ganadería y el oso pardo en Asturias, donde este animal se ha convertido en uno de los grandes reclamos turísticos. Su experiencia puede ser imprescindible para dar los pasos correctos en la convivencia del oso y de la ganadería en los Pirineos.

Guillermo Palomero es un naturalista especializado en conservación y en trabajos de ecología aplicada a la gestión y a la conservación de grandes vertebrados en el ámbito de la Cordillera Cantábrica y Pirineos. Es coautor de varias publicaciones científicas y divulgativas sobre diferentes aspectos de la ecología y el comportamiento de los osos. Es también presidente de la Fundación Oso Pardo desde su creación, en 1992. Y, en ese marco, impulsor y coordinador de varios proyectos “LIFE” vinculados a la conservación del oso pardo y su hábitat. En los últimos años su acción conservacionista se centra en abordar los retos de convivencia con las actividades humanas que plantea el crecimiento de las dos poblaciones ibéricas de oso pardo. Ha participado en la elaboración y el desarrollo de las Estrategias nacionales de conservación del Oso pardo en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos.

La Charla será en la Sala Pilar Sinúes del Edificio paraninfo de la Universidad de Zaragoza y comenzará a las 19:00 horas hasta completar aforo. Esta charla se enmarca en los Encuentros del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, en este caso forma parte de un ciclo: sostenibilidad y consumo responsable dentro del convenio de la Universidad de Zaragoza y el Gobierno de Aragón sobre educación y formación para un consumo responsable.


martes, noviembre 12, 2019

Descubriendo el lagarto gigante de La Palma

Un equipo internacional de investigadores liderado por la aragosaurera Penélope Cruzado ha analizado el único cráneo fósil encontrado hasta el momento del lagarto gigante de la isla de La Palma (Canarias) Gallotia auaritae. Mediante tomografía computarizada se han obtenido precisas imágenes del interior de los restos de este animal que habitó en esta isla durante el Pleistoceno inferior-medio y que han permitido determinar sus relaciones de parentesco con otras especies de lagarto gigante insulares y continentales.


En las Canarias existen actualmente solo cuatro especies de lagarto gigante que pertenecen al género Gallotia, pero hace entre 2.6 millones de años y 800.000 años había una quinta especie, Gallotia goliath, como revela el registro fósil de estas islas. Los estudios científicos sugieren que hace unos 17-20 millones de años (coincidiendo con el surgimiento de las islas de Lanzarote y Fuerteventura) se inició un proceso progresivo de colonización del archipiélago. Una vez en las islas, las especies evolucionaron y diferenciaron hasta dar lugar a los endemismos que encontramos actualmente y también en el registro fósil.


El estudio publicado hoy en Scientific Reports por un equipo multidisciplinar formado por investigadoras e investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN, Argentina), la Universidad de La Laguna (ULL), el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), la Universidad de Bristol y el International Centre for Theoretical Physics (ICTP, Italia), se ha centrado en el análisis del primer cráneo fósil descubierto en La Palma de la especie Gallotia auaritae.


El cráneo fue excavado en el año 2000 en el Barranco de Las Angustias, dentro del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, en la isla de La Palma y se trata del registro más antiguo de esta especie (Pleistoceno inferior-medio, hace entre 2.58 millones de años y 126.000 años). Para llevar a cabo su estudio sin poner en riesgo los delicados fósiles que lo componen, se optó por no retirar el sedimento circundante y realizar una tomografía computarizada de rayos X llevada a cabo en Trieste (Italia).


La tomografía computarizada es una técnica radiográfica habitual en humanos que permite obtener imágenes secuenciales (o "cortes") de gran resolución. Su uso en paleontología es cada vez más frecuente, ya que permite observar el fósil sin manipularlo y sin riesgo de daño. Mediante esta técnica, se obtuvo una reconstrucción digital 3D del cráneo, donde se puede ver como estarían dispuestos los huesos que lo conforman y las cavidades internas del cráneo como el endocráneo o el oído interno.


Más allá de conocer mejor la anatomía craneana de la especie, el artículo publicado también expone el primer análisis filogenético en el que se han incluido tanto especies fósiles como todas las especies y subespecies actuales de lagartos canarios. El estudio de las relaciones de parentesco entre ellas y con otras especies de lagartos continentales permitirá identificar más fácilmente los fósiles de especies actualmente ausentes en las islas. Además, el estudio de los procesos evolutivos de los lagartos gigantes del pasado permite indagar en cuestiones como: ¿Cómo se forma una nueva especie? ¿Cuáles son las adaptaciones hacia el gigantismo o hacia una dieta herbívora?


Más información en: http://www.icp.cat/index.php/es/sala-de-prensa/noticias-icp/item/2958-tomografia-lagarto-gigante-gallotia-auaritae-icp



Artículo original: Cruzado-Caballero, P., Castillo-Ruiz, C., Bolet, A., Colmenero, J.R., De la Nuez, J., Casillas, R., Bernardini, F., Fortuny, J. 2019. First nearly complete skull of Gallotia auaritae (lower-middle Pleistocene, Squamata, Gallotiinae) and a morphological phylogenetic analysis of the genus Gallotia. Scientific Reports. DOI: 10.1038/s41598-019-52244-z

viernes, noviembre 08, 2019

Nuevas aportaciones a la Paleogeografía del tránsito Jurásico - Cretácico en el sur de Aragón, Cuenca y Valenci

Hace dos años, el equipo de la Universidad Complutense de Madrid liderado por la profesora Marian Fregenal-Martínez, propuso a dos investigadores del equipo Aragosaurus (Marcos Aurell y Beatriz Bádenas) realizar una visita conjunta al entorno de la Falla de Alto Tajo-Montes Universales (falla de ATMU). Esta falla de casi 200 km de longitud está formada por un sistema de fracturas de dirección NW-SE. La falla había dividido las zonas habituales de trabajo de cada equipo. El Este, el equipo Aragosaurus venimos  estudiando las plataformas marinas del Jurásico Superior, excepcionalmente expuestas en la Sierra de Albarracín. Al Oeste de la falla de ATMU las unidades del Jurásico Superior están ausentes, pero existen amplios afloramientos de facies continentales del Barremiense (Cretácico Inferior), que han sido estudiados por el equipo de Madrid en las últimas décadas. El artículo que ahora publica la prestigiosa revista Earth Science Reviews es el resultado de esta colaboración, que ha implicado la realización de cinco campañas de campo conjuntas, además de un sinfín de discusiones y puesta en común de los datos acumulados en los últimos años por ambos equipos investigadores.

Los resultados del trabajo se enmarcan en diferentes escalas de observación. A nivel más local, hemos precisado y puesto al día la estratigrafía, distribución de facies y evolución paleogeográfica de las unidades del Jurásico Medio al Cretácico Inferior (intervalo Batoniense–Aptiense) en los dominios localizados al Este de la falla de ATMU (dominio de Albarracín), al Oeste (dominio de Cuenca) y en el dominio de Valencia, localizado al Este de una falla de dirección casi N-S, denominada de Landete-Teruel (falla de LT). A nivel regional, hemos propuesto un modelo de evolución de los dominios sedimentarios del Este de Iberia, que permite documentar con precisión la evolución de las plataformas marinas del Jurásico Medio y del Jurásico Superior, la individualización de las cuencas de Valencia y del Maestrazgo al final del Jurásico y la evolución de la Cuenca de Cuenca en la etapa Barremiense-Aptiense (ver figura adjunta). Con objeto de explorar con más profundidad las implicaciones de los resultados obtenidos, hemos afrontado la comparación de la evolución tecto-sedimentaria de las diferentes cuencas que se desarrollaron en el entorno de la Placa Ibérica durante el Jurásico Medio–Cretácico Inferior. Iberia estuvo localizada entre dos dominios geodinámicos donde se estaba produciendo la apertura oceánica: el Atlántico y el Tetis occidental. Las tensiones producidas en estas zonas tectónicamente activas, combinadas con la presencia de fallas de origen Varisco en el interior de Iberia (caso de las fallas de ATMU y LT), implicaron la presencia de rasgos comunes entre cuencas, pero también evoluciones particulares, que son revisadas y puestas al día en este trabajo.

Los resultados obtenidos auguran un futuro prometedor a esta nueva línea de investigación, abierta tras la colaboración entre investigadores de diferentes universidades, que comparten objetivos comunes. De hecho, el pasado mes de septiembre se presentaron en un congreso internacional celebrado en Roma los resultados preliminares de un nuevo trabajo, liderado por la profesora Bádenas, en el que se documenta la evolución de la plataforma marina en el dominio de Albarracín, en relación con la fracturación tectónica de la falla de ATMU durante el Kimmeridgiense inferior.

Referencia:

M. Aurell, M. Fregenal-Martínez, B. Bádenas, M.B. Muñoz-García, J. Elez, N. Meléndez, C. de Santisteban (2019): Middle Jurassic–Early Cretaceous tectono-sedimentary evolution of the southwestern Iberian Basin (central Spain): Major palaeogeographical
changes in the geotectonic framework of the Western Tethys. Earth Science Reviews. https://doi.org/10.1016/j.earscirev.2019.102983; https://authors.elsevier.com/a/1a0Sq2weQf0d1



PhD Scholarship (Biodiversity and Ecosystem Dynamics of Higher Delta-Plain Carboniferous Swamps), School of Natural Sciences, Bangor University

PhD Scholarship (Biodiversity and Ecosystem Dynamics of Higher Delta-Plain Carboniferous Swamps), School of Natural Sciences, Bangor University, Bangor, UK

Closing Date: 20 December 2019

This a unique opportunity to conduct evolutionary and paleoecological research on one of the UK’s most well-preserved fossil forests at Brymbo, Wrexham. Studying a diverse array of micro- and macrofossils at the site will allow us to investigate ecological and evolutionary change in a carboniferous swamp over 40,000 years of geologic history. The successful applicant will develop a thesis investigating how the ecological and biological evolution of higher delta-plain carboniferous swamps differ from other contemporaneous and current analogous environments and what are the implications for global environmental patterns during the late carboniferous? While the evolution of lower-delta and alluvial coal-swamps are well studied, higher-delta ecosystems of similar ages are less well preserved and studied. The flora, fauna and sediments preserved within the Brymbo Fossil Forest present an excellent opportunity for us to expand our knowledge of local and global ecosystem dynamics during this important period in the evolution of the planetary biosphere. Understanding how organisms respond to local and global shifts in environmental conditions, both gradual and rapid, will help us understand how the modern biosphere may react to the contemporary, anthropogenically-induced climate crisis. The combination of types of preservation at the site captures both gradual changes in community composition over tens of thousands of years (coal seams and associated strata) and exceptional preservation of a community at a single point in time. Furthermore, preservation of coalified bark on lycopod trunks and exceptional preservation of tissues allows us to address fundamental questions about the types of photosynthetic pathways exploited by extinct lycopods – a controversial topic with significant implications for our understanding of coal sequestration. The successful applicant will acquire skills in contemporary analytical techniques, sedimentology, palynology, palaeobotany, palaeoecology and palaeobiology as well as science communication, fieldwork, project management and integrative techniques.

The project will be supervised by Dr Alex Papadopulos (Bangor University; http://labadopulos.co.uk; evolution, speciation and adaptation in plants), Dr Tim Astrop (Brymbo Heritage Trust; palaeobiology & evolution) and Prof. Si Creer (Bangor University; Pollen/molecular ecology). The student will be hosted in the vibrant Molecular Ecology and Fisheries Genetics Laboratory in Bangor (http://mefgl.bangor.ac.uk/index.php.en) and will spend substantial portions of their time working with Dr Astrop’s team on site with the unique and exciting Brymbo Fossil Forest Project (http://bff.news.blog).

Expected start date is 20th January 2020.

To apply please send a CV and covering letter to Dr Alex Papadopulos  (a.papadopulos@bangor.ac.uk), cc to Penny Dowdney (p.j.dowdney@bangor.ac.uk).

faculty position in Paleobiology. Auburn University

The Department of Geosciences at Auburn University invites applications for a 9-month nontenure-track faculty position in Paleobiology beginning August 15, 2020. The position is a one-year appointment subject to renewal based on performance, need for services, and available funding.

Applicants must have a PhD in geosciences with demonstrable teaching experience at the time the appointment begins. The teaching load will be three courses each semester. The successful candidate will teach undergraduate courses including, but not limited to Earth and Life through Time (introductory Historical Geology) and Introduction to Paleobiology, an upper-level undergraduate/graduate course in Introductory Micropaleontology, as well as one graduate-level course as determined by the candidate's expertise, experience and department needs. Special consideration will be given to candidates with the ability to teach courses in sedimentary geology. Desired qualifications include experience with: (1) implementing inquiry, project, or technology-based active learning into teaching; and (2) quantitative, analytical, and/or field-based tools that could be incorporated into both undergraduate and graduate courses. 

Applicants should submit a curriculum vitae, a letter of application (1-2 pages) describing teaching philosophy and experience, and the names and contact information of three professional references. To apply please go to http://aufacultypositions.peopleadmin.com/postings/3910, complete the online form and upload the required application documents. The candidate selected for the position must meet eligibility requirements to work in the United States at the time the appointment begins and be able to continue working legally for the proposed term of employment. Excellent written and interpersonal communication skills are required.

Auburn University is understanding of and sensitive to the family needs of faculty, including dual-career couples. Please visit the following website for more information: http://www.auburn.edu/academic/provost/pdf/guidelines-dual-career-services.pdf.
Applicants are also encouraged to visit the following website to learn more about Auburn University: http://www.auburn.edu/academic/provost/facultyjobs/. To learn more about the Department of Geosciences please visit: (http://www.auburn.edu/cosam/geosciences/index.htm). Review of applications will begin January 15, 2020, and will continue until the position is filled.

Auburn University is an EEO/VET/Disability Employer and committed to building an inclusive and diverse community.

lunes, noviembre 04, 2019

Nuevo fósil del Jurásico de Portugal y la evolución de la armadura ósea en los cocodrilos


El Aragosaurero Eduardo Puértolas Pascual y Octávio Mateus, de la Universidad Nova de Lisboa, acaban de publicar un nuevo fósil de cocodrilomorfo enano del Jurásico de Portugal en la revista Zoological Journal of the Linnean Society. Este trabajo forma parte de la investigación sobre los cocodrilomorfos de Portugal que está llevando a cabo Eduardo como parte de su beca postdoctoral. El fósil, apodado cariñosamente “Crocodilinho”, consiste en un esqueleto parcial en conexión anatómica de un cocodrilomorfo (grupo que engloba a los cocodrilos actuales y sus parientes primitivos) compuesto por osteodermos, vértebras, costillas y algunos huesos de las extremidades posteriores. 

El “Crocodilinho” fue recuperado en la playa de Peralta (Lourinhã, Portugal) por el vecino Leandro Pereira y posteriormente donado a la colección paleontológica del Museo de Lourinhã. El fósil fue descubierto como un canto rodado proveniente de los depósitos continentales del Jurásico Superior de la Formación Lourinhã, que aflora en los hermosos acantilados de la Região Oeste, una de las regiones más ricas del mundo en hallazgos de dinosaurios y con un patrimonio de interés geológico que se remonta a hace más de 150 millones de años.
Para facilitar su estudio, ya que parte del fósil se encontraba oculto por matriz de roca, el espécimen fue trasladado a los laboratorios del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH, Burgos, España), donde se le sometió a una micro Tomografía Axial Computarizada (micro TAC). 




La tecnología TAC se utiliza ampliamente en paleontología desde hace varios años y permite la obtención de imágenes de cortes o secciones del objeto de estudio mediante rayos X para crear modelos 3D donde se pueda observar tanto su morfología externa como interna. Gracias a esto se pudo realizar el estudio de todos los huesos, incluyendo sus partes no visibles, y compararlos con otros cocodrilomorfos de la época para establecer sus posibles relaciones filogenéticas o de parentesco. La presencia de vértebras anficélicas, típicas en la mayoría de los cocodrilomorfos primitivos, y la peculiar morfología de su armadura dérmica formada por dos filas de osteodermos dorsales que articulan mediante una espina en su lateral, así como la presencia de osteodermos ventrales poligonales, indica que lo más probable es que el “Crocodilinho” sea un miembro de la familia Goniopholididae. Todas estas características se conocen en la mayoría de goniofolídidos descritos hasta la fecha, por lo que no se pudo determinar a que género o especie en concreto pertenecía el fósil o se si se trataba de una nueva especie.

Información extra:
Los Goniopholididae son un grupo extinto de cocodrilomorfos que vivieron principalmente en Europa, Asia y Norteamérica durante el Jurásico y el Cretácico. Aunque su morfología general recuerda a la de los cocodrilos actuales, los goniofolídidos son un linaje que se separó de los aligátores, caimanes, cocodrilos y gaviales en el Jurásico, y que presentan diferencias anatómicas considerables. Una de estas diferencias está en su armadura dérmica. La armadura dérmica está formada por osteodermos que poseen principalmente 3 funciones: protección, captación de calor y estabilidad. La estabilidad se consigue mediante lo que se denomina “sistema de sostén” que consiste en el conjunto de vértebras, osteodermos y músculos que, actuando en su conjunto, dan estabilidad al esqueleto del organismo durante su locomoción. El descubrimiento de este nuevo espécimen, preservado en conexión anatómica y en 3 dimensiones, ha servido para testar hipótesis previas sobre el “sistema de sostén” en Goniopholididae el cual otorgaría al esqueleto la rigidez y estabilidad necesarias para permitir a este grupo de organismos una locomoción en tierra semejante a la de los cocodrilos actuales, aunque como contrapunto perderían flexibilidad lateral durante la natación.



Uno de los trabajos que quedarían pendientes es determinar la edad del individuo. Los Goniopholididae son cocodrilomorfos que pueden alcanzar grandes tamaños (hasta más de 5 m de longitud), sin embargo, se ha estimado que el “Crocodilinho” mediría en torno a 1 m de longitud, de ahí su apodo. Si mediante estudios paleohistológicos se determina la edad del individuo, se podría saber si pertenece a una especie enana o si en realidad es un individuo juvenil de una especie más grande. Veremos si trabajos futuros pueden resolver estas dudas, mientras tanto aquí está el enlace a la web de la revista:
 

https://academic.oup.com/zoolinnean/advance-article-abstract/doi/10.1093/zoolinnean/zlz102/5610606

Assistant Professor (Zoology/Paleontology), Department of Biology, m University of Wisconsin, River Falls

Zoologist/paleontologist. Specific expertise could be in anatomy, ecology, systematics, evolution, wildlife, or other related field. Vertebrate (non--human) specialty in zoology is preferred, but others are encouraged to apply.  Ability to teach an undergraduate paleontology course is required.


This is a full-time, nine-month, tenure-track position in the Department of Biology, but the position also supports the Geology program in the Department of Plant and Earth Science The standard teaching load is 12 credit (contact) hours per semester, which usually translates into two courses per semester, with labs, but may vary.  Starting date: August 24, 2020.
Specific Duties and Responsibilities:                 
  • Teach undergraduate courses, likely to include: 1. Zoology and/or Comparative Vertebrate Anatomy; 2. Paleontology; 3. Additional course(s) of interest, depending on expertise, for example, Introductory Biology and/or Geology;  Ecology;  Wildlife Biology;  History of Animal Life; taxon-specific courses (e.g., Herpetology, Mammalogy, Ichthyology), Global Change (Historical Geology), Sedimentary Geology.
  • Establish and maintain a program of research/scholarship/professional activities.
  • Serve as Academic Advisor to undergraduate students.
  • Engage in department, college, and university service/committees, as well as community service, where appropriate.

Application deadline for full consideration:  December 31, 2019.

For a full description and application instructions see https://jobs.uwrf.edu/postings/5894

lunes, octubre 14, 2019

Datando fósiles humanos con el roedor Mimomys


El importante fósil guía Mimomys savini de la Gran Dolina en Atapuerca es analizado y comparado con el de otros yacimientos del Pleistoceno inferior de Europa Un reciente estudio de Lozano-Fernández y colaboradores muestra que analizando la morfología de la superficie oclusal del primer molar inferior (m1) hay una evolución en los caracteres que permiten ver con claridad cuáles son los yacimientos con Mimomys savini  más antiguos y cuáles más modernos.

Cuando en el año 1994 se descubrieron los restos del homínido más antiguo de Europa por aquel entonces comenzó una frenética actividad científica para datar el nivel de la Gran Dolina 6, abreviado TD6. Uno de los elementos que mejor datan es un buen fósil guía. En bioestratigrafía el fósil guía permite. Y este es el caso de Mimomys savini, una especie ya extinta que se encuentra en Europa occidental y central durante todo el Pleistoceno inferior y desaparece muy poco después del límite Pleistoceno inferior-Pleistoceno medio. Redondeando, con números, desde hace alrededor 1.500.000 de años hasta hace unos 600.000 años. La edad de la Gran Dolina se conocía poco por entonces, algunos apuntábamos que TD6 era Pleistoceno inferior, otros que Pleistoceno medio. Con el trabajo de muchos científicos del equipo de Atapuerca la edad se ha ido afinando y hoy sabemos que es Pleistoceno inferior porque tiene Mimomys savini.

Con este artículo hemos visto que el nivel TD6 es semejante en edad al Barranco de la Boella nivel II, otro importante yacimiento catalán con evidencias de actividad humana. Ambos yacimientos tienen una datación por medio de técnicas radiométricas y paleomagnéticas, de entre 0,99 y 0,78 millones de años. Con la bioestratigrafía y otras técnicas de datación vemos que el nivel TD6 tiene poco menos de un millón de años de antigüedad.

Un aspecto importante del artículo es el minucioso análisis que se hace de la evolución de los caracteres del m1. El análisis permite ver que el complejo anterocónido (T4+T5+AL) es más ancho en poblaciones cronológicamente más antiguas, tanto en la base de esta región del m1, como en medio. Algo que se ha visto en la evolución de otros arvicólinos, así se llama a esta subfamilia de roedores.


Figura: Mimomys savini de TD6 (fotografía de Gloria Cuenca Bescós). El cuadro encierra el anterocónido del m1. Las líneas indican la anchura en la base y en el medio. Observar que la del medio es mayor. Foto SAI SEM Medicina, Universidad de Zaragoza.


La referencia completa del artículo:
Lozano-Fernández I, Pérez-Criado L, Cuenca-Bescós G, Agustí J. Morphometric evolution of Mimomys savini (Rodentia, Mammalia): A new view of its morphological changes. Quat Sci Rev. 2019;224:105965. doi:10.1016/j.quascirev.2019.105965
El Link para poder descargar el artículo:
https://authors.elsevier.com/c/1Zte6-4PRtyxn