jueves, septiembre 17, 2009

Una nueva técnica para conocer el color de las plumas fósiles

Un equipo de investigadores alemanes y norteamericanos han propuesto una técnica para poder conocer el color original de plumas y piel conservadas de manera excepcional. El estudio se ha realizado a partir de una plumas conservada del yacimiento eoceno de Mesel (Alemania) y abre el camino para poder conocer el color de aves y dinosaurios que conserven sus plumas, y quizás también los que conserven la piel fosilizada.

El estudio en detalle de los fósiles de Mesel les permitió identificar unas partículas microscópicas que tradicionalmente se han considerado como bacterias. Sin embargo, en esta nueva publicación las identifican como partículas carbonosas llamadas melanosomas. Estas partículas indican el color en las aves actuales.

Más información en Aragosaurus