lunes, enero 18, 2010

El ADN antiguo revela que los caballos salvajes de Iberia estuvieron implicados en el complejo proceso de la domesticación del caballo

Un reciente estudio dirigido por investigadores del Centro Mixto UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos de Madrid, ha encontrado evidencias que confirman que los caballos salvajes de la península Ibérica contribuyeron en la formación de las poblaciones domésticas modernas. El análisis de ADN antiguo de caballos ibéricos de distintas cronologías ha permitido llegar a estas conclusiones, publicadas en la revista Molecular Ecology.

De los principales animales domésticos (cabras, ovejas, vacas, cerdos y caballos) que han influido significativamente en el desarrollo de las sociedades humanas, el caballo fue el último animal que se domesticó, y el que más incógnitas presenta a los investigadores. Los caballos domésticos más antiguos tienen alrededor de 4.600 años. Pertenecen a un periodo denominado Eneolítico y proceden de las estepas situadas entre Ucrania y Kazajastán.

Más información en Aragosaurus.