jueves, enero 07, 2010

Reconstruyendo el paisaje de lo homínidos europeos del Pleistoceno

El último número de Diciembre del Journal of Human Evolution, la revista científica más importante sobre paleontología y evolución humana, nos trae un interesante artículo firmado por nuestros aragosaureros Hugues-Alexandre Blain y Gloria Cuenca-Bescós. En este artículo se vuelve a advertir de la importancia del clima en la dispersión de los humanos por Europa como apuntábamos en 2005 en el artículo sobre los cambios climáticos en el yacimiento de Gran Dolina, en Atapuerca. En Gran Dolina se registra uno de los cambios más dramáticos en la historia de la dispersión humana en Europa, durante el tránsito del Pleistoceno inferior al Pleistoceno medio (hará unos 780.000 años). Este tránsito está marcado por una importante transformación en el campo magnético terrestre, la migración del polo magnético sur al norte y viceversa, el famoso cambio Matuyama/Brunhes. Pero el paleomagnetismo es otra historia.

Los de la foto no son los homínidos pleistocenos, sino los del equipo del río de Atapuerca durante la campaña del 2007.

Más información en Aragosaurus