viernes, abril 23, 2010

Primera evidencia de craniosinostosis del registro fósil humano


Nuestros colegas del equipo de Atapuerca Ana Gracia, Juan Martínez-Lage, Juan Luis Arsuaga, Ignacio Martínez, Carlos Lorenzo y Miguel Angel Pérez-Espejo han publicado la primera craniosinostosis del registro fósil humano. Esta patología ósea ha sido estudiada en el cráneo de la pequeña heidelbergensis llamada Benjamina, que vivió en la Sierra de Atapuerca en el Pleistoceno Medio, y que seguramente fue enterrada, como a los demás de su especie, en la Sima de los Huesos.

Más información en Aragosaurus