viernes, diciembre 17, 2010

Fallado el premio Paleonturología 10

Se ha fallado el 8 Premio Internacional de Investigación en Paleontología, Paleonturología 10. Ha sido concedido a los investigadores del ICP Meike Köhler y Salvador Moyà-Solà.

Os adjuntamos la resolución:
En la ciudad de Teruel, siendo las 21:30 horas del día 15 de diciembre de 2010, se reúnen en calidad de miembros del jurado la Dra. Margarita Belinchón (Directora del Museo de Ciencias Naturales de Valencia), el Dr. Trinidad Torres (Catedrático de Paleontología de la Universidad Politécnica de Madrid) y el Dr. David Fernández Remolar (Centro de Astrobiología, INTA-CSIC) y, en calidad de secretario, el Dr. Luis Alcalá (Director Gerente de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis).

Después de examinar los 17 artículos científicos participantes en la fase final del Octavo Premio Internacional de Investigación en Paleontología
Paleonturología 10 (convocado por la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, la Fundación Teruel Siglo XXI y Dinópolis) y tras las oportunas deliberaciones, acuerdan conceder el Premio Paleonturología 10, dotado con 4.500 euros y una edición divulgativa del trabajo premiado, al artículo: Physiological and life history strategies of a fossil large mammal in a resource-limited environment, cuyos autores son Meike Köhler y Salvador Moyà-Solà (Instituto Catalán de Paleontología, Universidad Autónoma de Barcelona, España) publicado en la revista PNAS, 106 (48): 20354-20358. 2009.

Los autores estudian detalladamente el tejido óseo de un peculiar bóvido enano del Plio-Pleistoceno de las Islas Baleares denominado Myotragus. La estrategia singular de crecimiento de sus huesos está ligada a condiciones extremas de aislamiento con una limitada disponibilidad de recursos. Dicho crecimiento no se reconoce en ningún otro tipo de mamífero pero es similar al de los cocodrilos, mostrando ritmos lentos y flexibles, cesando el crecimiento periódicamente y alcanzando una madurez tardía. Esto condujo a la sorprendente supervivencia de este bóvido, exclusivo de Mallorca, durante más de 5 millones de años, más del doble de lo habitual en especies continentales. Sin embargo, no pudo sobrevivir a la llegada, hace 3.000 años, de un depredador formidable: Homo sapiens.


De todo lo cual doy constancia, a las 0:10 horas del día 16 de diciembre de 2010.
El Secretario Luis Alcalá