domingo, enero 30, 2011

El corazón del dinosaurio no es un corazón, otra vez será...

Hace una década fue descrito una estructura como un posible corazón del dinosaurio Thescelosaurus. Se trata de un nódulo cementado en hierro conservado en el interior de una carcasa de un ejemplar del ornitópodo de Thescelosaurus. Esta estructura tiene un cierto parecido con un corazón con cuatro ventrículos. T. Rowe y colaboradores lo interpretaron como el corazón conservado en hierro de este dinosaurio. Además de la excepcionalidad de encontrar fosilizado un órgano este fósil tenía gran importancia en la interpretación de la fisiología de los dinosaurios. Más en Aragosaurus