lunes, enero 30, 2012

Un compañero para el saurópodo Tastavinsaurus


Acaba de publicarse en la revista paleontológica Cretaceous Research la descripción de un segundo ejemplar del dinosaurio saurópodo Tastavinsaurus. El ejemplar proviene del Aptiense inferior de la localidad de El Castellar (Teruel). El primer ejemplar fue excavado por nuestro equipo en Peñarroya de Tastavins (Teruel) en la década de los 90 y descrito en el año 2008 en la prestigiosa revista Journal of Vertebrate Paleontology. En su momento fue el saurópodo más completo del Cretácico Inferior europeo.

El estudio de Tastavinsaurus fue objeto de la tesis doctoral del entonces aragosaurero Rafael Royo-Torres (en una foto del Diario de Teruel) y actual miembro de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis. A partir de la información obtenida por nuestro equipo Aragosaurus se construyo la sede de Territorio Dinópolis "Inhospitak". El nombre completo del dinosaurio, Tastavinsaurus sanzi, hace referencia al río Tastavins (catador de vinos) y a José Luis Sanz, paleontólogo español especialista en dinosaurios.

Este segundo ejemplar fue encontrado en el año 2004 en un camino forestal de El Castellar. Ha sido preparado en la Fundación a lo largo de esta década. Es un ejemplar más incompleto y peor conservado que el holotipo, pero presenta elementos anatómicos no conocidos anteriormente, lo que lo hace muy interesante. Se ha recuperado el radio, varias costillas, el miembro posterior completo y parte de la cintura pélvica (pubis e isquion). Son precisamente la presencia de algunos caracteres diagnósticos en la cintura pélvica lo que ha hecho asignar a este saurópodo a Tastavinsarus.

Además de una amplia descripción de los huesos, nuestros colegas realizan un profundo estudio filogenético de Tastavinsaurus lo que les permite reforzar la posición de este taxón dentro de los Titanosauriformes, tal y como apuntamos en la descripción original del taxón (Canudo et al., 2008). Además identifican varios taxones norteamericanos junto a Tastavinsaurus que se incluirían en Lauriasiformes. Este nuevo trabajo sitúa a este clado en la base de la radiación de los Titanosauriformes y no fuera de él como se había considerado. Ahora solo falta encontrar un cráneo de este grupo para conocer bien su esqueleto completo, vamos a ver si tenemos suerte alguno de los equipos que trabajamos en los yacimientos turolenses.

La referencia completa es Royo-Torres, R., Cobos, A., Alcalá, L. (2012): A new specimen of the Cretaceous sauropod Tastavinsaurus sanzi from El Castellar (Teruel, Spain), and a phylogenetic analysis of the Laurasiformes. Cretaceous Research 34: 61-83.