miércoles, diciembre 19, 2012

Reconstrucción paleoambiental del yacimiento de Peña Larga (Álava) con micromamíferos

Nuestro aragosaurero Juan Rofes, en colaboración con varios investigadores de la Universidad del País Vasco UPV-EHU y del CNRS de París, acaba de publicar, en la prestigiosa revista Quaternary Research, la reconstrucción aproximada del paleoambiente de los alrededores del abrigo rocoso de Peña Larga (Cripán, Álava) tomando como referencia la abundancia relativa de las distintas especies de micromamíferos procedentes de los sucesivos niveles de ocupación del yacimiento.

El abrigo rocoso de Peña Larga posee una larga secuencia arqueológica con siete unidades estratigráficas, seis de ellas culturales, que comprenden el Neolítico temprano y medio, el Calcolítico temprano y tardío, y la Edad del Bronce temprana y media (Cronozonas Atlántica a Subboreal). Cerca de 28000 restos de microvertebrados fueron recuperados en el yacimiento, de los cuales 2553 se identificaron a nivel genérico y/o específico. La muestra de microvertebrados, compuesta por mamíferos, pájaros, reptiles y anfibios, se acumuló de forma natural, principalmente por rapaces nocturnas, pero también, en algunos casos, por pequeños carnívoros.

En Peña Larga, solo los pequeños mamíferos cumplen las condiciones para ser utilizados en reconstrucción paleoambiental: son muy sensibles a las condiciones climáticas y sus distribuciones a lo largo de la secuencia estratigráfica, medidas en términos de la abundancia relativa de las distintas especies, sirven como indicio aproximado de los cambios de clima y hábitat. La mayor parte de los restos de pequeños vertebrados identificados (77%) proceden del Nivel III, lo que probablemente se deba a que coincide con un período más prolongado de desocupación de la cueva (en relación con el resto de niveles), y al consiguiente incremento de la actividad de las aves rapaces.

La estrecha relación entre medioambiente y dinámica de ocupación se hace particularmente evidente también en el Nivel III, cuando el abrigo fue usado como sepulcro colectivo en lugar de como vivienda. Durante este período, la gente habría preferido construir sus residencias al aire libre, animados tanto por las buenas condiciones climáticas como por la proliferación de espacios abiertos.
La reconstrucción paleoambiental de Peña Larga basada en los micromamíferos coincide, en líneas generales, con otros indicadores de clima y hábitat, tales como el polen y el registro de anfibios y reptiles en la escala local, y con un sondeo de hielo de Groenlandia central en la escala global. Las condiciones más frescas detectadas en el Nivel II corresponden aproximadamente con la corta “Edad Glacial” registrada durante la transición Calcolítico/Edad del Bronce. Todos estos factores convierten el registro paleoambiental de Peña Larga en una herramienta muy útil con fines comparativos tanto a nivel regional como continental.

La referencia completa del artículo es: Rofes, J., Zuluaga, M.C., Murelaga, X., Fernández-Eraso, J., Bailon, S., Iriarte, M.J., Ortega, L.A., Alonso-Olazabal, A. Paleoenvironmetal reconstruction of the early Neolithic to middle Bronze Age Peña Larga rock shelter (Álava, Spain) from the small mammal record. Quaternary International (2012), http://dx.doi.org/10.1016/j.yqres.2012.11.002.