martes, febrero 19, 2013

y ahora toca los mordiscos de los cocodrilos del Cretácico

El investigador y profesor de la Universidad de Cantabria David Didier Bermúdez-Rochas, en colaboración con investigadores del Museo Geominero de Madrid (IGME) y del Museo del Jurásico de Asturias (MUJA) ha publicado un trabajo en el que se describe la muestra más completa conocida de marcas de depredación hechas por reptiles en bivalvos de agua dulce del Mesozoico. Los moluscos afectados con estas marcas fueron recuperados en el yacimiento de Valdeperillo (La Rioja), de una edad aproximada de 125 millones de años de antigüedad (Cretácico Inferior). Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista científica “Lethaia”, especializada en Paleontología y Estratigrafía. Os adjuntamos la nota de prensa que ha sacado la Universidad de Cantabria.

El estudio ilustra y recopilar numerosas marcas de mordiscos (desde surcos a perforaciones totales o parciales de las conchas), algunas de ellas conservadas de manera excepcional. Su morfología parece indicar a "cocodrilos" del Cretácico Inferior como los posibles causantes de las mismas. Este tipo de marcas, relativamente bien conocidas en moluscos marinos, eran prácticamente desconocidas hasta la fecha en bivalvos de medios de agua dulce en el registro fósil. Una de las conclusiones a las que apunta el trabajo es que, al igual que sucede con algunos cocodrilos hoy en día, durante el Cretácico, los cocodrilos que habitaban en La Rioja, pese a no tener una dentición idónea para ello, podrían alimentarse ocasionalmente de bivalvos cuando sus presas habituales escasearan en el entorno. Sus poderosos dientes y mandíbulas eran capaces de romper las conchas.

Bajo el título “Evidence of predation in Early Cretaceous unionoid bivalves from freshwater sediments in the Cameros Basin, Spain”, el artículo está firmado por David D. Bermúdez-Rochas, Graciela Delvene (investigadora del Instituto Geológico y Minero de España, IGME) y José Ignacio Ruiz-Omeñaca (investigador del Museo del Jurásico de Asturias, Universidad de Oviedo). David Didier Bermúdez-Rochas es profesor del Área de Didáctica de las Ciencias Experimentales en la Facultad de Educación de la UC y especialista en tiburones fósiles. Graciela Delvene es investigadora del IGME y especialista en moluscos bivalvos. José Ignacio Ruiz-Omeñaca es investigador del Museo del Jurásico de Asturias, además de aragosaurero, y especialista en vertebrados fósiles del Mesozoico.

La referencia del trabajo es: Bermúdez-Rochas, D.D., Delvene, G. & Ruiz-Omeñaca, J.I. 2013: Evidenceof predation in Early Cretaceous unionoid bivalves from freshwater sediments in the Cameros Basin, Spain. Lethaia, 46(1): 57-70.