viernes, mayo 10, 2013

Raquel Rabal nuestra doctora en oso de las cavernas

El pasado 7 de Mayo, nuestra aragosaurera Raquel Rabal Garces defendió en público su tesis doctoral titulada Estudio paleontológico de Ursus spelaeus Rosenmüller, 1794 del Pleistoceno Superior de Coro Tracito (Tella, Huesca, España). Su directora Gloria Cuenca y todos los aragosaureros estamos muy contentos y la felicitamos con el “Tu vales mucho Raquel”. El tribunal formado por Francisco Gutiérrez (Universidad de Zaragoza), Aurora de Grandal-d’Anglade (Universidad de A Coruña), Philippe Fosse (Universidad de Toulouse), Trinidad de Torres Pérez-Hidalgo (Universidad Politécnica de Madrid) y José Ignacio Canudo (Universidad de Zaragoza) le concedieron la máxima calificación de Apto Cum Laude.

La presentación fue bien divertida y clara para los no expertos. Raquel ha estudiado una amplia colección de fósiles de huesos de oso de las cavernas recuperados en la Cueva de Coro Tracito en Tella (Huesca). Se trata de un yacimiento situado en un sedimento arcilloso del Pleistoceno Superior conservado en el fondo de la cueva. Tiene sus singularidades, una de ellas es que se trata del yacimiento de oso de las cavernas más alto de la Península Ibérica, al encontrarse a casi 1600 metros de altura. Su ubicación es fantástica, ya que se encuentra en el área de influencia del Parque Nacional de Ordesa. La Cueva y el yacimiento pueden conocerse por medio de visitas concertadas. Hay una galería de fotos en Aragosaurus.

Se trata de uno de los primeros yacimientos que comenzamos a trabajar en Aragosaurus, de hecho las primeras excavaciones de nuestro aragosaurero José Ignacio Canudo junto a Trinidad de Torres son de hace 18 años. Ya en ese momento se constato la gran riqueza en fósiles de osos de la cavernas. Este material junto a las excavaciones de Raquel es lo que ha servido de base para desarrollar estas investigaciones. Vamos a hacer un resumen de los comentarios que hicieron los miembros del tribunal.


Destacaron en primer lugar el amplio y preciso capítulo geológico, que no suele ser habitual en los trabajos paleontológicos en cuevas. Raquel propone la manera que se formo el yacimiento, diferente a como anteriormente se había propuesto. En esta nueva interpretación el yacimiento sería el resultado del removilización por agua de una zona donde los osos de las cavernas hibernarían. Los huesos estarían muy poco transportados en la misma zona de la cueva. También se destaco su apartado sistemático, de hecho el padre de la investigación en osos de las cavernas de nuestro país (el Dr. Trinidad de Torres) apunto que esta tesis había superado a la suya. Sin duda un auténtico piropo. La detallada sistemática de Raquel ha puesto de manifiesto que la población de osos de las cavernas de Tella es particular, al presentar caracteres morfológicos en algunos dientes y huesos singulares. Nos llamo la atención como los estudios de componentes principales lo relacionaban con yacimientos de los Alpes franceses mediterráneos.

Sin duda lo más polémico, en términos de discusión fue la Tafonomía. Incluso los miembros del tribunal se enzarzaron en interesantes discusiones a favor y en contra de las propuestas de la nueva doctora. El centro de esta discusión se encuentra en interpretar las numerosas marcas de mordiscos que tienen los huesos. Este tipo de marcas se suelen relacionar con hienas o carnívoros como leones, lobos etc. Sin embargo Raquel demuestra con evidencias distintas que estas marcas fueron producidas por osos de las cavernas. Se trata de algo novedoso y que permite tener una visión diferente de estos animales. Si se trataba de algo normal o excepcional, si realmente fueron simples mordiscos o se buscaba alimentarse con ello es un tema fascinante. Raquel también ha hecho un estudio de isótopos estables en los huesos de estos osos. Los estudios preliminares indican que no tenían una dieta animal y que eran solamente vegetarianos. Como se complementa la información tafonómica de los mordiscos, con los geoquímicos, sin duda ahora de manera difícil, pero los argumentos del mordisqueo por parte de otros osos es tan contundente, que quizás lo que haya que revisar sean las interpretaciones en el siempre complicado y difícil mundo de los isótopos estables… Pero eso otra historia.

Muy grande Raquel, muchas enhorabuenas, esto es para siempre.