miércoles, junio 19, 2013

Sobre la evolución de Mimomys, un roedor de gran importancia en la Bioestratigrafía


Iván Lozano, uno de nuestros recientes aragosaureros, acaba de liderar una publicación sobre el micromamífero pleistoceno Mimomys savini. Se trata de un roedor de gran importancia bioestratigráfica y para la datación de los fósiles humanos del Pleistoceno. Nos ha preparado una nota que os adjuntamos a continuación.

El numero 24 (2) de la revista Quaternaire incluye un estudio sobre la evolución de Mimomys savini titulado: "Pleistocene evolutionary trends in dental morphology of Mimomys savini (Rodentia, Mammalia) from Iberian Peninsula and discussion about the origin of the genus Arvicola”. El trabajo esta firmado por Iván Lozano-Fernández, Jordi Agustí, Gloria Cuenca-Bescós, Hugues-Alexandre Blain, Juan Manuel López-García y Josep Vallverdú.

¿Quien es Mimomys savini y cual es su importancia?
Mimomys savini (un roedor del grupo de las ratas de agua y los topillos) aparece en Europa hace 1.8 M.a. y perdura hasta hace 0.6 M.a., hasta principios del Pleistoceno medio. Coincide cronológicamente con la primera presencia de homínidos en el continente europeo, como es el caso de los restos hallados en Gran Dolina, Atapuerca de Homo antecessor, en Dmanisi de Homo georgicus o las industrias líticas y marcas de corte de los yacimientos de la zona de Orce en la cuenca de Guadix-Baza.

Constituye hasta fecha de hoy, el último representante del género Mimomys desde sus primeros representantes Mimomys occitanus que aparece hace 4 M.a. La evolución de este género presenta una tendencia que lo aproxima morfológicamente cada vez más al género Arvicola. Mimomys savini  es considerado por muchos autores como el ancestro de los primeros representantes de Arvicola.

Debido a sus características evolutivas y a su rápida dispersión, los roedores han constituido una herramienta de gran utilidad a la hora de establecer una biozonación del continente Europeo dividiendo el Pleistoceno en Villaniense, Bihariense y Toringiense. De estos, el Bihariense que corresponde a la superzona Microtus-Mimomys (caracterizada por la coexistencia de estos dos géneros) esta subdividido en inferior y superior en base a dos zonas de roedores. El inferior corresponde a la zona Mimomys savini + Mimomys pusillus y el superior a la zona de Mimomys savini. Así pues, biocronológicamente Mimomys savini caracteriza una biozona completa en el continente Europeo con dos divisiones. En las biozonas definidas en la Península Ibérica, Mimomys savini esta presente en las correspondientes a Iberomys brecciensis, Allophaiomys chalinei, Allophaiomys lavocati y Allophaiomys pliocaenicus.

Las poblaciones más antiguas de Mimomys savini estudiadas en el continente Europeo corresponden a  Tiligul en Ukrania, Villány en Hungria, Fuente Nueva 3 y Barranco León en España y las del nivel TD 3-4 de Gran Dolina en España. Las más modernas corresponden a Zapadnye Kairy en Ukraina, Kärlich en Alemania, Voigstedt en Alemania, West Runton en Inglaterra y el nivel TD 8 de Gran Dolina en España.

El articulo publicado en la revista Quaternaire presenta una revisión de la evolución de Mimomys savini. A partir de restos procedentes de los yacimientos de Barranco León y Fuente Nueva 3 (Granada, España), Gran Dolina (Atapuerca, España), Vallparadis (Barcelona, España) y la Boella (Tarragona, España) se han observado un conjunto de características en esta especie que presentan variaciones a lo largo del tiempo. Estas variaciones se resumen en un cambio de tamaño de los individuos, en oscilaciones del índice SDQ (índice de diferenciación de esmalte), en la presencia o ausencia de los islotes de esmalte tanto en M3 (tercer molar superior) como en m1 (primer molar inferior) y en la presencia o ausencia del pliegue mimomiano.

Una vez determinadas y cuantificadas estas variaciones en las distintas poblaciones, los datos obtenidos de cada yacimiento se ordenaron cronológicamente para observar los cambios a lo largo del tiempo, cubriendo así el periodo comprendido entre hace 1.46 M.a. y hace 0,7 M.a. aproximadamente.

Por otro lado, el artículo presenta una revisión sobre la relación filogenética entre Mimomys y Arvicola, ya que el descubrimiento de Arvicola jacobeus en 2010 puso en tela de juicio las ideas preconcebidas respecto a esta relación.