lunes, septiembre 15, 2014

Patrones de extinciones de la Herpetofauna en el Pleistoceno


En el recientemente celebrado el XVII congreso de la UISSP 2014 que se ha celebrado en Burgos nuestros aragosaureros presentaron casi una veintena de comunicaciones. Hay que destacar que se trata del congreso más importante sobre la Prehistoria que se celebra en el mundo. Además Gloria Cuenca-Bescós, Universidad de Zaragoza, Juan Manuel López-García, Universita di Ferrara, Hugues-A. Blain, IPHES organizaron una sesión titulada B2-Biocronología, bioestratigrafía y paleoecología del cuaternario europeo (B2PQUE)(B2- Biochronology, biostratigraphy and paleoecology of the Quaternary of Europe (B2PQUE).

Los fósiles de pequeños vertebrados son las mejores herramientas para la biocronología, bioestratigrafía y reconstrucciones paleoecológicas del Cuaternario continental del continente europeo. Europa ha sido la vanguardia de la bioestratigrafía y paleoecología de pequeños mamíferos desde los primeros trabajos de los paleontólogos de finales del siglo XIX y principios del XX como Cuvier, Major, Hinton, Stehlin, Schaub ... En la Península Ibérica , el trabajo sistemático de Miquel Crusafont y Nieves López Martínez sentó las bases de la bioestratigrafía moderna basada en la correlación biostratigráfica con pequeños mamíferos durante el Cenozoico. Ambos cooperaron activamente con nuestros colegas del este, Crusafont organizó las reuniones del Oeste, encuentros con el Este en Sabadell (como el profesor Kahlke hizo a su vez en Weimar , Alemania), y Nieves utilizaba las correlaciones paneuropeas de los húngaros, Janossy, checos, Fejfar, alemanes "del otro lado del muro", Heinrich y franceses, Mein, entre otros, como marco bioestratigráfico para las localidades de la Península.

Durante las últimas tres décadas, los estudios de pequeños vertebrados relacionadas con importantes yacimientos cuaternarios tanto arqueológicos como paleontológicos en Europa se ha incrementado notablemente. Los jóvenes científicos que se iniciaron en la década de 1990, con su trabajo han sentado las bases para la formación de la nueva generación de especialistas españoles en microfauna y formar a su vez a nuevos doctorandos, que continúan la labor iniciada por nuestros predecesores, no sólo estudiando e integrando en la biocronología, bioestratigrafía y paleoecologia paneuropea moderna a los microvertebrados de España, sino también de otros países europeos como Portugal, Italia, Francia, Alemania, Polonia, Rusia y el norte de África, así como paises del otro lado del Atlántico como México. Nuestros objetivos a largo plazo son: la busqueda de nuevos proyectos y la consolidación de los proyectos en curso. El objetivo de la sesión es el encuentro entre los investigadores de microfauna de todo el mundo, el tiempo para la discusión de las ideas, la metodología y los resultados de nuestros respectivos proyectos.

Para ello, una sesión como el B2- Biocronología , bioestratigrafía y paleoecología del Cuaternario de Europa, será una buena oportunidad para comunicarse. La correlación bioestratigráfica, la comparación paleoecológica y la biocronología del Cuaternario en Europa, necesita de la participación de un gran número de investigadores, que trabajan en diferentes regiones geográficas con el fin de tener la posibilidad de comparar entre los contenidos de la fauna de diferentes secuencias estratigráficas de diferentes edades y de diferentes lugares.

 Hugues-A. Blain presento una comunicación en esta sesión titulada Geographical and Chronological pattern of the herpetofaunal pleistocene extinctions in the iberian península: A biochronological tool? Nos ha enviado un resumen que os adjuntamos

Patrones geográficos y cronológicos de las extinciones de la herpetofauna durante el Pleistoceno en la Península ibérica: ¿una herramienta biocronológica?

Las faunas de anfibios y reptiles de Europa del Oeste son conocidas por haberse hecho menos diversas a lo largo del tiempo y en particular quedaron bastante empobrecidas durante el Plioceno y el principio del Pleistoceno inferior, muy probablemente en relación con la intensificación de las pulsaciones glaciales en el hemisferio norte. Al final del Rusciniense (ca. 3,2 Ma) las familias con afinidad tropical como los Varanidos, los Aniliidae s.l. y las cobras (Elapidae) desaparecen de la Península ibérica y del Sur de Francia. A finales del Villanyiense inferior (ca. 2,6 Ma) algunos geckos, el eslizón Trachylepis, y ciertas serpientes como los serpientes ciegas (escolecofidios), boas (Erycinae) y víboras de grandes tamaños desaparecen de Europa del Oeste; y finalmente los últimos taxones “exóticos” en desaparecer son los agamidos, el anguido Dopasia y el sapo verde  (Bufo viridis sensu lato) al final del Pleistoceno inferior (ca. 1,3-1,1 Ma) en el Sureste de la Península ibérica en yacimientos como Barranco León (Granada), Almenara-Casablanca-3 (Castellon) y Quibas y Cueva Victoria (Murcia).

 A parte del puro interés paleontológico, estas desapariciones también pueden ser útiles a la hora de identificar ciertos patrones geográficos y/o cronológicos en el marco de la Península ibérica. La regresión progresiva de estas faunas hacia el Sureste de la Península ibérica esta relacionada con la evolución del clima hacia un enfriamiento progresivo a lo largo del Pleistoceno, pero también estos eventos permiten proponer unos criterios biocronológicos para la Península ibérica con 2 principales fases de desapariciones una que coincide con la inversión paleomagnética de Olduwai (ca. 2,0 Ma) y la otra con la de Jaramillo (ca 1,0 Ma).