viernes, noviembre 07, 2014

Siguendo un sueño patagónico

 Estamos de enhorabuena. Y es que queremos felicitar a nuestra compañera Penélope Cruzado-Caballero a quién el pasado mes de octubre le concedieron el ingreso a Carrera Investigadora en el CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Argentina). Actualmente, Penélope disfruta de una beca postdoctoral del CONICET concedida por el gobierno de Argentina para realizar un estudio sobre la biodiversidad de los dinosaurios hadrosáuridos durante el Cretácico Superior en la Cuenca Neuquina (Patagonia).

Argentina y en concreto la Patagonia es una zona privilegiada para el estudio de dinosaurios (huellas y huesos). A lo que se le une la notable política de inversión en ciencia por la que lleva apostando el gobierno argentino en los últimos años. Esto hace que sean varios los paleontólogos los que van siguiendo sus sueños en esta parte del mundo. Penélope junto con Ignacio Díaz-Martínez y Luis Miguel Sender son algunos de los investigadores españoles que están realizando sus trabajos en la Patagonia gracias a becas postdoctorales del gobierno argentino.

El próximo año 2015 Penélope iniciará una nueva aventura al entrar en planta fija como investigadora del CONICET. El objetivo del proyecto que va a llevar a cabo se enmarca en la contextualización de las relaciones paleobiológicas, paleoecológicas y paleobiogeográficas de los dinosaurios ornitópodos del Cretácico de Argentina y la Antártida.

Los ornitópodos son el grupo de dinosaurios hervíboros de mayor éxito en diversidad y duración del Mesozoico. Aparecieron durante el Jurásico y llegaron hasta el final del Cretácico Superior. Su mayor ventaja evolutiva fue el desarrollo progresivo de los aparatos masticadores más complejos que han existido en reptiles, rivalizando con los de los modernos mamíferos (ej. bóvidos, camélidos). Sus restos se distribuyen por todo el mundo y hacia el Cretácico Superior su mayor registro se localiza en el Hemisferio Norte. Mientras que en el Hemisferio Sur para el mismo periodo los restos encontrados son fundamentalmente patagónicos. Pero la biodiversidad de los dinosaurios ornitópodos no es tan elevada como en el Hemisferio Norte, por lo que cada nuevo descubrimiento es muy importante para el conocimiento de la distribución e historia en el Hemisferio Sur.