miércoles, mayo 20, 2015

El “retorno” del lirón enano a la Península Ibérica


 Nuestro aragosaurero, Juan Rofes (CNRS/MNHN Paris), ha colaborado en un artículo liderado por Naroa García Ibaibarriaga (EHU-UPV) en el que se dan a conocer los primeros restos peninsulares de época cuaternaria del lirón enano (Muscardinus avellanarius), hallados en el yacimiento vasco de Lezetxiki (Arrasate, Gipuzkoa), fuente de continuos descubrimientos. El artículo ha sido publicado en la prestigiosa revista Quaternary Science Reviews, una de las más importantes de temática cuaternaria del mundo.

La importancia de este hallazgo es doble. Por un lado estamos frente a los primeros restos de esta especie en la Península Ibérica de cronología cuaternaria. Y es que, aunque los restos más antiguos de este género provienen de yacimientos peninsulares del Mioceno, la ausencia de registro indica que desapareció de estas tierras durante el Plioceno Inferior. Además, este hallazgo implica la ampliación de la distribución geográfica del lirón enano, al constituir los dientes hallados en Lezetxiki el registro más al suroeste del género en el continente euroasiático.

La información paleoecológica aportada por esta especie confirma las conclusiones del análisis del conjunto microfaunístico identificado en los mismos niveles. Es decir, que el clima de esa época era parecido al actual, de modo que el entorno de la cueva estaría dominado por un paisaje boscoso.

El lirón enano actualmente habita en casi toda Europa, desde el este de Francia hasta Rusia. Habitualmente su presencia está ligada a la existencia de avellanos (no en vano, en inglés se le conoce como Hazel dormouse), aunque puede hallarse en diversos tipos de bosque. Debido a su pequeño tamaño y su rara costumbre de descender de los árboles, es una especie difícil de cazar para las aves rapaces, por lo que su presencia en los depósitos suele ser exigua.

Lezetxiki es conocido internacionalmente por ser uno de los pocos yacimientos de la Cornisa Cantábrica en el que se han localizado restos humanos, tanto de neandertales como de Homo heidelbergensis. Además, no es la primera vez que esta gruta depara sorpresas paleontológicas. Durante las últimas campañas de excavaciones dirigidas por el profesor de la Universidad del País Vasco Álvaro Arrizabalaga, su equipo de investigación ha recuperado también un fragmento de la mandíbula inferior de uno de los últimos ejemplares europeos de macaco (Macaca sylvanus), así como los primeros restos del ratón de los abedules (Sicista betulina) localizados en  la Península Ibérica.
Cita completa:

Garcia-Ibaibarriaga, N., Arrizabalaga, A., Iriarte-Chiapusso, M.J., Rofes, J., Murelaga, X. 2015. The return to the Iberian Peninsula: first Quaternary record of Muscardinus and a palaeogeographical overview of the genus in Europe. Quaternary Science Reviews 119, 106-115.

Enlace WEB:
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0277379115001596