sábado, enero 23, 2016

El Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza digitaliza en 3D algunas de sus piezas más significativas




Algunas de las piezas más significativas del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza están siendo digitalizadas en 3D estos días, en el marco de un proyecto subvencionado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte con el objetivo de facilitar a través de Internet el acceso a estas piezas tanto a investigadores como a cualquier persona interesada que no puede desplazarse al Museo y que de ninguna otra manera podría observarlas con todo detalle. Los fósiles seleccionados incluyen al cocodrilo de Ricla; un ejemplar de la rana terciaria de Libros (Teruel); una pista fósil de invertebrados; un cubil de hienas y el pez devónico, ejemplares destacados y algunos de ellos únicos en el mundo que, gracias a esta iniciativa, podrán ser divulgados a nivel global.  

El proyecto, en colaboración con el Museo Jurásico de Asturias, incluye la realización de nuevos modelos tridimensionales hiperrealistas en alta calidad de estos fósiles, que se integrarán en un innovador visor 3D accesible desde Internet, dispositivos móviles o pantallas interactivas a través del cual se podrán visualizar las imágenes de estas piezas desde todos sus ángulos y perspectivas. La resolución de las imágenes permitirá incluso hacer un zoom con un aumento nunca antes logrado, de manera que se observarán detalles con total definición, incluso particularidades  de sus estructuras o materiales que no se aprecian a simple vista.

La empresa zaragozana Paleoymas es la encargada de la digitalización de estos fósiles. El proceso está ahora en su primera fase: la de obtención de los datos 3D. Para ello, un equipo técnico estará hasta mañana miércoles fotografiando y escaneando las piezas seleccionadas en los tramos horarios en los que el Museo de Ciencias Naturales está cerrado (de 8 a 11 y de 14 a 17 horas). En esta fase es necesario obtener muchos datos de la geometría de cada una de ellas, así como texturas de alta calidad y resolución en distintas fuentes de iluminación con los que obtener los mapas necesarios para poder reflejar las características propias de cada pieza.


Los datos obtenidos estos días in situ se procesarán después mediante el uso de software y hardware especializados para este tipo de tecnologías para construir modelos digitales tridimensionales fieles a la realidad. Finalmente, estos modelos digitales se tratarán con programas específicos (la mayoría utilizados en las nuevas tecnologías de videojuegos) para adecuarlos a la ventana virtual expositiva donde van a ser mostrados junto a la información sobre cada fósil. Finalmente, las imágenes se pondrán a disposición del público a través de los portales oficiales de los museos presentes en el proyecto y se cederán también a los órganos competentes de ambas Comunidades Autónomas y al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para su promoción internacional a través de la web www.españaescultura.es