martes, noviembre 13, 2007

Un nuevo eslabón perdido en el origen de los homínidos

El equipo liderado por Yutaka Kunimatsu, de la Universidad de Kioto acaba de publicar en la en la revista americana 'Proceedings of National Academy of Science' (PNAS) los restos de un gran homínido que considerar similar a las hembras de los gorilas y orangutanes. Lo han descrito como Nakalipithecus nakayamai a partir de una mandíbula y 11 fragmentos de huesos.

En los últimos años había existido dudas sobre el origen africano del antepasado común de chimpancés, orangutanes, gorilas y humanos, sin embargo el descubrimiento de Nakalipithecus lo vuelve a situar en África, más concretamente en Nakali, una zona al norte de Kenia. El hallazgo vuelve a situar en el continente africano el origen de los grandes simios que forman parte de nuestro linaje, de donde había sido desplazado en los últimos años. La ausencia de restos de grandes antropoides en África hacía suponer un posible origen en Eurasia para el ancestro común de estos primates, como parecía indicar fósiles como Ouranopithecus macedoniensis encontrado en sedimentos de hace 9 millones de años en Grecia.