sábado, enero 17, 2009

Investigadores del Muja y del Museo Tridentino de Italia acaban de describir un curioso y singular rastro producido por un dinosaurio terópodo hace 150 millones de años. El productor de este rastro tenía una malformación (patología) en uno de sus dedos del pie derecho, de manera que este dedo se encuentra anormalmente desplazada hacía la derecha. Este trabajo se ha publicado en la revista francesa Oryctos.

Las patologías en los pies de los grandes dinosaurios carnívoros como Allosaurus son relativamente frecuentes, fracturas, mejor o peor osificadas, callos óseos etc., pero hasta el momento no se había descrito un dedo del pie en posición anormal. Hay ejemplos en la literatura de cojera en los dinosaurios, de manera que la amplitud entre las pisadas es variable, pero este no es el caso del rastro descrito por nuestros colegas. En su opinión esta patología debía ser antigua, bien porque hubiera nacido con este defecto en el pie o bien fuese una herida o una fractura antigua. El argumento es sencillo si hubiera sido moderna, el dinosaurio hubiera cojeado.

La referencia completa es: Avanzini, M., Piñuela, L. & Garcia-Ramos, J. C. 2008. Theropod palaeopathology inferred from a Late Jurassic trackway, Asturias (N. Spain). Oryctos, 8, 71-75.

Más información en Dinoastur y en Aragosaurus.