lunes, septiembre 28, 2009

caracoles comiéndose huevos de dinosaurios


El título de esta noticia es una frivolidad que nos hemos permitido, pero es del todo cierto. En las recientemente finalizadas XXV Jornadas de la Sociedad Española de Paleontología realizadas en Ronda (Málaga), los aragosaureros en colaboración con José Antonio Gámez hemos presentado las primeras evidencias de cáscaras de huevo de dinosaurio raídas por pequeños gasterópodos. En la fotografía se puede ver el espectacular ejemplo de las señales producido por un caracol al raspar la cáscara para alimentarse de la materia orgánica que contiene o pequeños microorganismos que pudieran vivir en la cáscara. Hemos encontrado estas pequeñas marcas en el interior y el exterior de las cáscaras por lo que fueron raspadas cuando el huevo estaba roto.

Más información en Aragosaurus.