miércoles, noviembre 25, 2009

La Biomecánica indica que los dinosaurios bípedos eran endotérmicos


Uno de los temas de la paleobiología de los dinosaurios que más publicaciones ha generado es su fisiología. Eran animales de sangre caliente o de sangre fría. Desde los primeros descubrimientos se los relaciono con los reptiles, y por tanto se les considero como ectodérmicos, sin embargo los descubrimientos de dinosaurios como Deinonichus con unas adaptaciones morfológicos más propias de animales activos como los actuales mamíferos hizo que se pensará que pudieran ser endotérmicos. Los estudios de secciones de hueso en la década de los 1990 demostró que tenían una estructura ósea más similar a vertebrados de sangre caliente, que fría. Sin embargo, la polémica no está cerrada, porque es difícil de imaginarse que un gran saurópodo pudiera de ser de sangre caliente. El consumo energético es demasiado enorme. En este contexto acaba de publicarse un artículo liderado por el investigador norteamericano Herman Pontzer que propone una nueva metodología para conocer la estrategia metabólica de estos animales.

Más información en Aragosaurus