martes, octubre 05, 2010

El Museo de Salas en las XI Jornadas Aragonesas de Paleontología

De la Fundación de Castilla y León para el estudio de los dinosaurios nos han mandado una nota de prensa sobre las XI Jornadas Aragonesas de Paleontología. Os la adjuntamos

Durante los días 1-3 de octubre se celebraron en Ricla (Zaragoza) las XI Jornadas Aragonesas de Paleontología, organizadas por la Universidad de Zaragoza y la asociación Cultural Bajo Jalón. Se trata de otro ejemplo de nuestro país en el que una localidad rural desarrolla proyectos de divulgación científica favoreciendo su dinamización socio-cultural. Algo parecido a lo que ocurre en Salas de los Infantes, donde los dinosaurios son el motor que produce conocimiento, actividad turística y cultura para el beneficio de una amplia comarca.

Fue un encuentro en el que se homenajeó al profesor Eladio Liñán, de la Universidad de Zaragoza, y uno de los más prestigiosos investigadores del mundo sobre el periodo Cámbrico (era Paleozoica, hace 540-490 millones de años atrás). Fue arropado durante las Jornadas por eminentes investigadores como Emiliano Aguirre y Roberto Wagner. Asistieron paleontólogos, geólogos, estudiantes y aficionados de Aragón, Andalucía, Cataluña, País Vasco, Madrid, Galicia, La Rioja y Valencia.
El tema monográfico de las Jornadas fue “La paleontología en los museos”, que fue abordado desde aspectos y problemáticas variadas. Una de las mesas redondas trataba de los museos paleontológicos gestionados por entidades locales; en la mesa intervino Fidel Torcida, director del Museo de Dinosaurios de Salas. Fue una nueva oportunidad para exponer en un foro científico nacional la variada e intensa actividad que desarrolla el Museo salense, y que abarca campos como la investigación, la difusión y divulgación científicas y la didáctica, junto a la conservación del patrimonio paleontológico. Pero también para dejar constancia de las limitaciones que aquejan al museo salense, como la falta de espacio para la exposición, el almacenamiento y el trabajo de gabinete, o la escasez de recursos económicos que reduce el número de proyectos a poner en práctica.

A lo largo de las intervenciones de las Jornadas se pudo apreciar que los museos de paleontología españoles sufren problemas semejantes, derivados de una financiación insuficiente que puede llegar a estrangular el futuro de los mismos; y esto es válido tanto para los museos locales como para los gestionados por administraciones provinciales o autonómicos; sin embargo estos últimos tiene mayores recursos para superar momentos críticos y perdurar en el tiempo garantizando la gestión de un patrimonio de tanta importancia en nuestro país. Asimismo en las sesiones de las jornadas se debatió sobre la excesiva atomización de iniciativas museográficas, que se desarrollan en localidades muy pequeñas, con escaso presupuesto, personal no especializado y con pocas garantías para que perduren a largo plazo (lo cual puede ser negativo para garantizar la conservación de las colecciones de fósiles que custodian).

Las conferencias y mesas redondas se acompañaron de una visita al yacimiento paleontológico de Murero (Zaragoza), que ha proporcionado una de las series más completas de fósiles del periodo Cámbrico que se conocen en el mundo.