lunes, agosto 15, 2011

Los homínidos del Pleistoceno Inferior de Europa se lo comían todo...


Uno de los principales aportes de los yacimientos de Atapuerca es demostrar la presencia de homínidos en el Pleistoceno inferior de Europa Occidental, sin embargo hay un conocimiento parcial de sus hábitos de alimentación. El nivel TD6 de Trinchera Dolina en Atapuerca presentó claras evidencias de predación de los homínidos sobre otros homínidos, pero esto no sería lo habitual, o al menos carece de sentido que así lo fuera. Tradicionalmente se ha relacionado la alimentación de estos homínidos con la presencia de grandes herbívoros en los yacimientos con abundante industria lítica. Sin embargo, no se ha solido tener en cuenta los restos de pequeños vertebrados como conejos, aves, tortugas que también suelen ser abundantes en los yacimientos.

Un reciente estudio sobre los restos de tortugas del Pleistoceno Inferior de Trinchera Elefante en Atapuerca demuestra que fueron consumidas por humanos, y por tanto sería un recurso alimenticio más.
La presencia de tortugas en yacimientos del Pleistoceno inferior de Europa se conoce desde hace un tiempo, sin embargo no se habían reconocido hasta el momento marcas de corte que indicarán un consumo por parte de los homínidos de esta edad.

En yacimientos africanos del Pleistoceno inferior se ha documentado recientemente el consumo ocasional por parte de los homínidos de tortugas.
Los restos de tortugas de Trinchera Elefante provienen de los niveles TE9 al TE14. Pertenecen a la especie Testudo hermanni. En estos niveles se ha encontrado industria lítica de modo 1 y en TE9 un fragmento de mandíbula identificada como Homo sp. La datación de este intervalo con roedores y cosmogénicos indica que podrían tener unos 1,2 millones de años de antigüedad.

El resto en Aragosaurus