lunes, mayo 07, 2012

La agricultura llego más tarde al norte de España. Evidencias de los roedores

Acaba de publicarse el libro  “El Mirón Cave, Cantabrian Spain” editado por Lawrence Guy Straus (Universidad de New Mexico) y Manuel R. González Morales (Universidad de Cantabria). Los aragosaureros hemos escrito un artículos sobre el registro de micromamíferos del Holoceno y las implicaciones climáticas que tiene en la evolución del clima del Holoceno de Cantabria. Gloria Cuenca participa desde 2001 en el equipo de investigación de la Cueva del Mirón, y está fue una de sus primeras aportaciones.

La cueva del Mirón está situada en las proximidades de Ramales de la Victoria en el valle del Río Asón, en Cantabria. Es una cavidad cuya boca tiene unos 20 metros de altura, y un desarrollo de unos 130m. Forma parte del sistema cárstico del Monte Pando, con las conocidas cuevas de La Cullalvera, La Luz, El Horno, La Haza, y Covalanas, éstas dos últimas famosas por sus pinturas rupestres de “perfilados con puntos rojos”.

La entrada está orientada a poniente, y durante el último máximo glacial, hace unos 17.000 años, al inicio del Magdaleniense, estaba a unos 27 Km. de la paleo-costa. Su posición, orientación y amplitud han atraído a los seres humanos, que han ido ocupándola al menos desde el Musteriense (41.000 años antes del presente) hasta nuestros días.

La cueva fue descubierta a comienzos del siglo XX, aunque la excavación sistemática comenzó en 1996. Desde entonces, un equipo de unas 15-25 personas excava, durante los dos meses de la campaña de campo, en cuatro zonas distintas de la Cueva del Mirón: la Cabaña (Cabin), la Trinchera, el Corral del gran vestíbulo soleado del Mirón y la Rampa, una pendiente erosional que sube hacia la parte interior y oscura de la cueva.



El trabajo que hemos publicado estudia la asociación de microvertebrados del Holoceno nivel por nivel, lo permite tener una información detallada de como ha evolucionado el clima en esta parte de Cantabria durante el Holoceno. Solo vamos a apuntar algunos aspectos interesantes, porque recomendamos leer el trabajo que tiene mucha información. En primer lugar se demuestra que las variaciones en las asociaciones de los microvertebrados son el resultado de los cambios climáticos regionales y por tanto son una herramienta para reconstrucción del clima. En segundo lugar la ocupación humana de la cueva del Mirón era esporádica. La gran abundancia de micromamíferos, resultado de la predación de rapaces, es incompatible con la presencia humana. En tercer lugar, la presencia de los múridos modernos (ratones) en la región Cantábrica en una edad más moderna que en el sur de España, posiblemente está relacionada con un llegada más tardía de la agricultura al norte de España. No hay que olvidar que la dispersión, como comensalista de los humanos, se ha relacionado con la expansión de la agricultura.

En fin mucho más en el peiper.La referencia completa es: Cuenca-Bescós, G. & García Pimienta, J.C. 2012. Holocone biostratigraphy and climatic change in Cantabria. En: El Mirón Cave, Cantabrian, Spain, The site and its holocene archaeological record. Straus, L.G. & González Morales, M.R. (eds.), 205-241.