sábado, julio 21, 2012

Estudiando la variabilidad de la icnitas de grandes dinosaurios terópodos


Uno de los grandes problemas que tiene el estudio de las icnitas (pisadas fosilizadas) de dinosaurios es poder discernir que parte de la morfología de la icnita corresponde a la morfología del pie que la produjo y que parte de la icnitas es el resultado de procesos relacionados con la consistencia del substrato. En la literatura científica de icnitas hay numerosos casos que se han caracterizado un particular tipo de icnita por un carácter como dedos estrechos, que en realidad era resultado de la caída de barro dentro de la pisada. Es un tema complejo y que necesita diferentes enfoques.

En el recientemente congreso del EAVP celebrado en Teruel, nuestra colega N. Razzolini del ICP ha liderado un trabajo en el que además hemos participado los aragosaureros, especialistas ingleses y de Paleoymás donde se estudian estos problemas. El yacimiento seleccionado es el Frontal en Bretún (Soria), donde aflora la Formación Huerteles (Berriasiense, unos 140 millones de años). Forma parte de la Ruta de las Icnitas de las Tierras Altas de Soria, y está preparado para su visita por parte de los turistas. Es un yacimiento especialmente interesante porque presenta un rastro formado por 17 icnitas. Su morfología es coherente con la de un dinosaurio terópodo de gran tamaño. Tiene tres dedos, el dedo central más largo que el resto y presenta la marca del Hallux (el dedo 1) con una dirección lateral. Su morfología recuerda a algunas icnitas encontradas en Alemania, pero por el momento las icnitas sorianas están por estudiar.

Una de las singularidades de este rastro es que la morfología varía de las icnitas que lo forman. Los ángulos de los dedos varían, el grosor de los dedos, la morfología general etc. Como es el mismo rastro, lo produjo el mismo individuo, por lo que los cambios de morfología se deben a diferencias en el comportamiento del substrato. Para estudiar el yacimiento se escaneo por completo con la técnica del láser, lo que ha permitido reconstruir hasta el mínimo detalle en el ordenador la profundidad y morfología de las icnitas. De esta manera se ha podido reconocer áreas donde había una mayor cantidad de agua. Pero lo más interesante es documentar la enorme variabilidad que puede introducir la consistencia del substrato. Estos resultados son preliminares, pero es una línea de investigación que va a permitir clarificar la icnotaxonomía y descartar icnotaxones de dinosaurios mal descritos al no haber usado caracteres del pie del dinosaurio.

La referencia completa es: Razzolini, N.L., Vila, B., Barco, J.L., Galobart, A., Falkingham, P., Castanera, D., Canudo, J.I., Manning, P. 2012. First approach to the El Frontal tracksite (Berriasian, Soria, Spain): perspectives on morphological variability in theropod tracks. Royo-Torres, R., Gascó, F., Alcalá, L., coord., 10th Annual Meeting of the European Association of Vertebrate Palaeontologists. Teruel. España. Fundamental, 20, 206-210.