lunes, octubre 01, 2012

La Tipoteca del Museo Paleontológico de la Universidad de Zaragoza

En las próximas XXVI Jornadas de la Sociedad Española de Paleontología a celebrar en Mallorca durante esta semana se va a presentar una comunicación sobre la Tipoteca del Museo Paleontológico de la Universidad de Zaragoza. Durante los últimos 25 años de andadura renovada del Museo se ha conservado, catalogado y puesto en valor científico y educativo uno de los más importantes patrimonios paleontológicos que existe en España. En definitiva, poco después de cumplir sus bodas de plata, el MPUZ constituye un ejemplo de gestión integral del grueso del patrimonio paleontológico aragonés, así como un importante centro de proyección internacional en el campo de la aplicados sobre este patrimonio que es natural, histórico y científico. Dentro de su organigrama, la Tipoteca es, sin duda, la joya del Museo. Os adjuntamos el texto de la comunicación.

El MPUZ se estableció en las nuevas instalaciones de la Sección de Ciencias Geológicas en el campus de San Francisco, que fueron dotadas con una sala de exposición nombrada como “Lucas Mallada”, un taller de fotografía, biblioteca, talleres de restauración, de investigación y almacenes, así como locales comunes para el desarrollo de todo tipo de actividades culturales. Las instalaciones fueron entregadas por el Ministerio de Educación y Ciencia a la Universidad de Zaragoza en mayo de 1985. Desde entonces, los magníficos materiales –que desde el s. XIX se venían depositando en otros museos– tuvieron las condiciones de conservación necesarias para que pudieran ser también depositados en Aragón, e incluso para que muchos otros retornaran mediante donaciones.

El MPUZ cuenta con unos doscientos mil especímenes paleontológicos divididos en fondos de vertebrados, invertebrados, paleobotánica, micropaleontología y fondos históricos. Solamente aquellos materiales documentados, ya sea en revistas científicas, monografías o en catálogos de exposiciones, pasan a formar parte de la Tipoteca. Ésta es, pues, la colección de especímenes publicados (estudiados y, habitualmente figurados), que incluye los tan valorados ejemplares tipo. Cada ejemplar de la Tipoteca cuenta con una ficha de inventario individual. Son entonces gestionados por el conservador del museo y guardados en armarios de seguridad.

Los resultados se usan didácticamente para poner en valor los yacimientos paleontológicos aragoneses, si bien al MPUZ y su Tipoteca llegan materiales de todas las partes del mundo. El tratamiento de los materiales que componen la Tipoteca sigue una metodología adecuada para su necesaria catalogación, inventario y puesta en valor. Desde el momento de la refundación del MPUZ, en 1985, se ha venido realizando una rigurosa catalogación informática de los ejemplares de acuerdo con una normativa. Para ello se diseñó una base de datos en soporte FileMaker Pro, multiplataforma, que ha ido siendo modificada sucesivamente para adecuarse a los nuevos tiempos y necesidades.

Cada ejemplar tiene una ficha de información. Los campos son cumplimentados de acuerdo con la información proporcionada en la publicación de referencia y cotejada, a su vez, por el técnico con el material en mano. La ficha tipo contempla tres secciones (conjuntos de campos):
• Una primera con la información de tipo sistemático general, administrativa y las siglas del ejemplar.
• Una segunda con la información sistemática genérica y específica, la descripción del fósil y los datos relativos a las publicaciónes científicas donde el ejemplar ha sido descrito.
• Una tercera con los datos sobre la lito y bioestratigrafía de su yacimiento, así como información sobre la localización geográfica y geológica de éste.
Posteriormente, el material es cuidadosamente preparado y guardado en lotes dentro de armarios blindados e ignífugos. Cada lote de material corresponde a una publicación científica, que se identifica mediante su número de publicación (un número correlativo asignado para uso interno) y una breve indicación de su autoría.

La base de datos de la Tipoteca está preparada para su consulta “online”, con diferentes niveles de acceso en función de la vinculación institucional del usuario. Una particularidad de esta base de datos es que brinda al investigador la posibilidad de añadir datos y corregir errores, estando automatizada para enviar al técnico de la Tipoteca los registros modificados mediante un solo clic. Los fondos catalogados en la Tipoteca ascienden a más de 20.000 ejemplares, correspondientes a 20 filos y 57 clases; el número de holotipos (ejemplares tipo de nuevas especies) conservados era en 2009 de 131 (0,70 %) y el de paratipos de 783 (4,2 %), con una media de entrada anual de 1.000 ejemplares. Para el correcto inventario y la adecuada conservación de tales cifras de materiales se requiere un personal especializado contratado.

La Tipoteca es visitada por numerosos investigadores internacionales y contiene una de las mejores colecciones de fósiles primitivos (precámbricos), de trilobites cámbricos y ordovícicos, braquiópodos ordovícicos, plantas paleozoicas y mesozoicas, dinosaurios cretácicos, moluscos jurásicos y protozoos y mamíferos cenozoicos.

Puedes bajarte el pdf en Aragosaurus