domingo, octubre 07, 2012

Un nuevo pequeño heterodontosáurido de Sudáfrica

La descripción de un nuevo pequeño dinosaurio ornitisquio de Sudáfrica ha sido un buen ejemplo del esfuerzo por buscar titulares atractivos, independientemente del mínimo rigor científico que debe tener la divulgación científica. Nos estamos refiriendo a Pegomastax africanus publicado en Zookeys por Paul Sereno. Es fácil encontrar por internet descripciones como el “dinosaurio herbívoro con dientes de vampiro” y “con púas de puerco espín”. Este comedor de plantas poco tenía que ver con quiróptero como luego veremos. En otros casos se ha centrado más en su tamaño, y encontramos titulares como “el gremlin del Jurásico” haciendo referencia a su pequeño tamaño.

Paul Sereno es uno de los paleontólogos de dinosaurios más conocidos popularmente debido a sus documentales de la National Geographic en el norte de África. Independientemente de su poder mediático, es además un magnífico investigador que ahora ha presentado la redescripción de un grupo completo de pequeños dinosaurios llamados heterodontosáuridos. Es un grupo de ornitisquios que vivió desde el final del Triásico hasta el comienzo del Cretácico. Se han encontrado en África, Europa y Asia, siendo especialmente abundantes en el Jurásico Inferior donde se describió Heterodontosaurus en el año 1962, dinosaurio que da nombre al grupo. Este grupo de dinosaurios eran muy pequeños, de hecho Pegomastax llegaría un poco más alto de nuestro tobillo.

En el nuevo trabajo publicado se describe a Pegomastax africanus a partir de un cráneo excepcionalmente bien conservado de Sudáfrica que se encontraba guardado en las colecciones de la Universidad de Harvard desde la década de los 1960. Una vez más la importancia de los Museos universitarios se pone de manifiesto como lugares fundamentales para la custodia de material fósil de gran importancia, como es el caso del Museo Paleontológico de la Universidad de Zaragoza.

Pegomastax africanus significa algo así como “Mandíbula gruesa de África”, hacienda referencia a la robustez de su mandibular. Presenta unos dientes anteriores muy característicos, al ser largos y puntiagudos, muy diferentes a los que se espera en animales comedores de plantas. De ahí algunos de los titulares que hemos comentado anteriormente. Estos dientes posiblemente tendrían una función de defensa, combatir entre los machos, exhibición para las hembras… De hecho hoy en día hay mamíferos herbívoros como los muntjac actuales que tienen dientes unos alargados caninos con una morfología convergente a la de los heterodontósauridos. En las reconstrucciones como la de la fotografía le sitúan unas gruesas cerdas en el lomo, de ahí viene lo de puerco-espín. La realidad es que esto es una interpretación a partir de otros esqueletos de heterodontosáuridos encontrados en China. Pegomastax no conserva estas estructuras, pero si que lo hace Tianyulong del famoso Grupo Jehol (Cretácico Inferior), donde se han encontrado los maravillosos dinosaurios terópodos emplumados. Entonces Sereno interpreta que los heterodontosáuridos tendrían estas robustas cerdas.

Los dientes de Pegomastax y otros heterodontosáuridos son curiosos para un comedor de plantas. La combinación de unos dientes anteriores afilados y largos con unos posteriores adaptados a cortar ha hecho que algunos autores pensarán que su dienta sería de insectos e incluso carne. Sin embargo el estudio de Sereno demuestra que su dieta era de plantas. Esto lo ha deducido al estudiar las pequeñas marcas que dejan los alimentos en el esmalte de los huesos

La referencia complete es: Sereno, P. 2012. Taxonomy, morphology, masticatory function and phylogeny of the heterodontosaurid dinosaurs. ZooKeys, 226, 1-225.