lunes, octubre 21, 2013

Un nuevo cráneo de Homo en el yacimiento del cuaternario de Dmanisi

Recientemente ha sido publicado un nuevo estudio en la revista Science sobre los cráneos de homínidos del famoso yacimiento georgiano de Dmanisi. Por primera vez se publicn el cráneo más completo (Cráneo 5), lo que les ha permitido hacer un trabajo sobre la variabilidad de los humanos del Pleistoceno inferior que rompe con las tendencias que había de separarlos en diferentes especies dependiendo del área geográfica que se han encontrado y los pequeños cambios morfológicos en los que se diferenciaban. La variabilidad entre los diferentes individuos de una especie es uno de los pilares de la teoría de la selección natural de Darwin. Esto, junto con el hecho que el cráneo más completo de otra especie fósil del linaje humano, pero esta vez del Pleistoceno medio, de cerca de medio millón de años de antigüedad, es también un “cráneo cinco”, el de la Sima de los Huesos, un yacimiento de Atapuerca (Burgos, España).

El nuevo Cráneo Cinco del yacimiento georgiano de Dmanisi tiene una gran importancia porque nos enseña sobre la variabilidad morfológica de nuestros ancestros georgianos. La variabilidad es en esencia, las semejanzas y diferencias entre los individuos de una misma especie. Además es muy relevante por tratarse del único cráneo adulto conocido completo para el Pleistoceno inferior, hace alrededor de 1,8 millones de años. Los otros cuatro cráneos del yacimiento o no tienen cara (dos de ellos) o son de un inmaduro o de un anciano con el esqueleto facial muy modificado por la pérdida de los dientes y posterior reabsorción alveolar (algo que ahora no nos sucede porque con el embarazo, lactancia y la edad, tomamos calcio). Los otros cráneos más o menos completos fuera de Dmanisi son un ejemplar de Homo habilis y dos adultos de Homo ergaster con la cara reconstruida y uno de Homo ergaster que es juvenil.

Como hemos comentado al principio, aparte de describir el nuevo cráneo cinco del yacimiento de Dmanisi, el artículo indaga sobre si en la variabilidad de la muestra de Dmanisi se puede incluir o no la variabilidad del resto de fósiles humanos más o menos contemporáneos en el Pleistoceno inferior y llegan a la conclusión que sí, tanto por sus medidas como por sus caracteres morfológicos (biométricos y morfológicos). Así pues, concluyen que los diferente ejemplares de Homo ergaster y Homo habilis arriba mencionados, pertenecen a poblaciones locales (demes en zoología) de la misma especie (Homo erectus) y no a tres especies distintas como se pensaba antes (H. habilis, H.erectus/ergaster y H. georgicus).

Es interesante destacar que los propios autores georgianos ponen en sinonimia (consideran que no es válida) la especie definida como Homo georgicus por ellos mismos, en un trabajo publicado hace cerca de una decena de años en el mismo yacimiento de Dmanisi.

En el blog de Investigación y Ciencia puedes bajarte la historia del descubrimiento a partir de la crónica de Marc Furió, un investigador español que estuvo en la excavación. La fotografía es de este blog. 

1 comentario:

Verónica de la Torre dijo...

Hola, estuve visitando tu sitio y esta genial. Me encantaria poder realizar un intercambio de enlaces y/o contenido hacia mis sitios de mineria, noticias y educacion. Si estas de acuerdo no dudes en contactarme a: enlacemineria@gmail.com

Saludos Cordiales!