miércoles, enero 01, 2014

Discriminando entre posibles productores de icnitas tridáctilas…terópodos vs ornitópodos.

Un nuevo estudio sobre icnitas tridáctilas de  tamaño medio (20-30 cm.) en diversos yacimientos de la Fm. Huérteles (Berriasiense), revela nuevos datos sobre su morfología, la forma de andar y la identidad de los productores de las mismas. El trabajo realizado en colaboración con investigadores del ICP (Institut Català de Paleontologia), y del paleoicnologo soriano Carlos Pascual, acaba de ser publicado en la prestigiosa revista PlosOne.

El yacimiento de Fuentesalvo es uno de los más interesantes de la Península Ibérica y forma parte de la candidatura IDPI (Icnitas de Dinosaurios de la Península Ibérica) para que algunos yacimientos de icnitas sean Patrimonio de la Humanidad. Dicho interés proviene de que en él, se han preservado al menos 14 rastros con icnitas tridáctilas que apuntan en la misma dirección y sentido, presentan valores de velocidad similar etc. Estos datos son indicativos de comportamiento gregario (Barco et al, 2006). Además, este yacimiento era la localidad tipo de Therangopodus oncalensis, un icnotaxón abundante en la Fm. Huérteles y que había sido atribuido previamente a terópodos de tamaño medio (Lockley et al, 1998).

En este nuevo trabajo se revisa este yacimiento así como otros dónde se había descrito el icnotaxón y se añade alguno inédito hasta la fecha. El análisis de algunos parámetros como la relación longitud/anchura, la mesaxonía (diferencia de longitud entre dedos III, II-IV), un talón redondeado-cuadrangular, pasos cortos, así como la aparente ausencia de varias almohadillas por dedo relacionaban estas icnitas otros icnotaxones atribuidos a ornitópodos en lugar de con terópodos. Además, los modelos fotogramétricos parecen mostrar posibles marcas de manos en algunos de los rastros.

Entre dichos icnotaxones ornitópodos son notables las semejanzas con algunas de las icnitas atribuidas a Iguanodontipus, típico del Cretácico Inferior de Europa. Los análisis bivariantes entre el tamaño relativo (relación longitud/anchura) y el paso relativo (relación longitud de paso/longitud de la huella) así lo muestran.  Además, estos análisis y su comparación con otros icnotaxones aportan nuevos datos sobre el modo de andar (bípedo o cuadrúpedo), si bien no se ha podido determinar con exactitud dada la ausencia de marcas de manos en algunos de los rastros y que los valores de paso relativo son intermedios entre los rastros claramente bípedos y cuadrúpedos.  Un cuadrupedismo opcional ante un determinado substrato, la superposición de los pies sobre las manos o la no conservación por causas erosivas o de preservación son algunas de las hipótesis que se han barajado.

De esta forma la reasignación de T. oncalensis a un icnotaxón ornitópodo I? oncalensis, tiene dos importantes consecuencias paleoecológicas en la Fm. Huérteles. Por un lado, disminuyen las icnitas atribuidas a terópodos (consideradas anteriormente como muy abundantes) aumentando por tanto las de ornitópodos; por otro el gregarismo descrito en el yacimiento de Fuentesalvo, sería por tanto entre dinosaurios ornitópodos.

La referencia completa del trabajo es:

Castanera D, Pascual C, Razzolini NL, Vila B, Barco JL, Canudo JI. (2013) Discriminating between Medium-Sized Tridactyl Trackmakers: Tracking Ornithopod Tracks in the Base of the Cretaceous (Berriasian, Spain). PLoS ONE 8(11): e81830. doi:10.1371/journal.pone.0081830