lunes, mayo 04, 2015

Una sorpresa: dinosaurios hadrosáuridos diminutos al final del Cretácico en los Pirineos




La fauna de hadrosáuridos ibéricos es bien conocida desde finales del siglo pasado y durante las dos últimas décadas se han realizados múltiples publicaciones. Los restos de hadrosáuridos en la Península Ibérica se localizan fundamentalmente entre las provincias de Aragón y Cataluña, donde han sido descritas tres nuevas especies de hadrosáuridos lamebosaurinos Pararhabdodon isonensis, Arenysaurus ardevoli y Blasisaurus canudoi. Todos estos hadrosáuridos ibéricos eran dinosaurios de porte medio a grande, rondando los 6-7 metros de longitud.

Recientemente, durante los últimos trabajos de campo que se realizaron en la zona de Serraduy del Pon y Beranuy (Pirineos Oscenses) el equipo de Aragosaurus localizó nuevos yacimientos con restos de dinosaurios hadrosáuridos. No sería ninguna novedad sino fuera porque cerca del 90% de los restos que se encontraron presentaban un tamaño muy reducido, por lo que en un principio podría pensarse que se trataba de restos fósiles de individuos juveniles. Pero, a medida que se recuperaron más restos y se estudió más detenidamente su osteología, se pudo comprobar que éstos mostraban características que inducían a pensar que se trataba de restos de individuos adultos (elementos vertebrales con sus arcos neurales fusionados y el hallazgo de un sacro con las vértebras fusionadas entre sí).

En colaboración con el Dr. Julio Company, investigador de la Universidad Politécnica de Valencia, se planteó el llevar a cabo estudios histológicos sobre algunos de los elementos recuperados para corroborar los datos que arrojaban la osteología. Se estudió la histología de un fragmento proximal de un húmero, de un fragmento distal de fémur y de varios fragmentos de costillas. Los resultados obtenidos han sido recientemente publicados en el último volumen de la revista Journal of Iberian Geology. Los datos obtenidos nos muestran la presencia, en los restos analizados, de numerosas características histomorfológicas propias de individuos h maduros, como es la intensa remodelación secundaria del tejido óseo que muestran los especímenes, la presencia de anillos de crecimiento anuales que nos indican que los especímenes vivieron varios años, y la existencia de estructuras histológicas en la periferia de los huesos que indican que algunos individuos ya habían dejado de crecer antes de perecer. Todas estas características aparecen con la edad y, por tanto, no pueden estar presentes en huesos de individuos juveniles o subadultos.

Al estudiar en conjunto los datos obtenidos en los estudios osteológicos e histológicos, se ha visto que estos sugieren que los pequeños huesos de hadrosáuridos de los yacimientos de Serraduy del Pon y Beranuy pertenecieron a individuos que prácticamente alcanzaron su madurez somática total, es decir, su tamaño final de adultos. Además de los estudios histológicos, se realizó una comparación del hueso más diagnóstico, el húmero, con otros hallazgos análogos del registro fósil europeo. Como resultado de dicha comparación se observó que el fragmento de húmero de los nuevos yacimientos es considerablemente más pequeño que los recuperados hasta el momento en toda Europa, siendo incluso menor que los húmeros de los hadrosaúridos Tethyshadros insularis y Telmatosaurus transsylvanicus, que eran hasta el momento los hadrosáuridos más pequeños descritos en Europa. Se trata en el hadrosáurido conocido de menor talla que habitó el contiene europeo.

El artículo lo podéis descargar en los enlaces que os dejamos a continuación. La referencia completa es: Company, J., Cruzado-Caballero, P. y Canudo, J.I. Presence of diminutive hadrosaurids (Dinosauria: Ornithopoda) in the Maastrichtian of the south-central Pyrenees (Spain). Journal of Iberian Geology 41 (1) 2015: 71-81.

Imágenes en:

http://swordlord3d.deviantart.com/art/Corythosaurus-casuarius-214779794

http://www.karencarr.com/larger.php?CID=393

http://www.dinochecker.com/gallery/tethyshadros-insularis.php