miércoles, abril 29, 2015

Chilesaurus, el dinosaurio que no se había imaginado Spielberg


Acaba de ser novedad en el mundo de los dinosaurios la publicación en la revista Nature de un nuevo y singular dinosaurio terópodo en Chile. Precisamente al país y a uno de los descubridores de los primeros restos ha sido dedicado el nombre (Chilesaurus diegosuarezi). Leonardo Salgado, con el que colaboramos hace años buscando la conexión ibero-patagónica, ha sido uno de los autores del trabajo. Chilesaurus presenta una serie de caracteres que indica que tendría adaptaciones a la alimentación con plantas. En sí, esto no es una novedad, ya que entre los terópodos esta evolución se dio en varias líneas evolutivas, lo interesante es que Chilesaurus pertenece un grupo mucho más primitivo y a una edad (Jurásico) más antigua de los ejemplos conocidos del Cretácico Superior.

Los primeros restos de Chilesaurus se encontraron en el año 2004 en las cercanías del lago General Carrera, en la región chilena de Aysén (sur de la Patagonia chilena), por el niño de siete años (en ese momento) Diego Suárez -en cuyo honor lleva el nombre- hijo de uno de los firmantes chilenos del trabajo. La excavación se realizó en varias campañas debido a las dificultades de los accesos a lugar. Hay restos de diferentes ejemplares, por lo que al principio de la preparación de los fósiles eran difíciles de interpretar. Parecía que había varias especies diferentes, ya que los restos desarticulados encontrados en el yacimiento morfológicamente no encajaban con que fueran de la misma especie, al menos con los conocimientos que se tenía hasta ahora

Al encontrar un individuo bastante completo, los investigadores liderados por Fernando Novas descubrieron que todos los restos eran de la misma especie, la cual presentaba un mosaico de caracteres no descubierto hasta ese momento en ningún grupo de dinosaurios terópodos. Su cadera recuerda a la de los dinosaurios ornitisquios -estrictamente herbívoros- y los pies -anchos y de cuatro dedos- son similares a los de dinosaurios más primitivos. Una de las peculiaridades son sus dientes, morfológicamente distintos al de un dinosaurios carnívoro y más parecido al de dinosaurio comedor de plantas. Chilesaurus se trata sin duda la evolución desde una dieta herbívora por parte de un grupo de tetanuros basales no registrada en ninguna otra parte del mundo. Esto demuestra cuanto nos falta de conocer de estos fantásticos animales, y solo hace falta trabajo y recursos económicos.


La referencia complete del trabajo es: Novas, F.E., Salgado, L., Suárez, M., Agnolín, F.L., Ezcurra, M.D., Chimento, N.R., de la Cruz, R., Isasi, M.P., Vargas, A.O., Rubilar-Rogers, D. 2015. An enigmatic plant-eating theropod from the Late Jurassic period of Chile. Nature, doi:10.1038/nature14307