miércoles, julio 01, 2015

Descubierto en el Pirineo aragonés el antepasado del oso de las cavernas

 Nuestros compañeros aragosaureros Raquel Rabal y Víctor Sauqué acaban de publicar un artículo científico en la prestigiosa revista internacional Comptes Rendus Palevol, presentando un nuevo yacimiento de osos localizado en la cordillera Pirenaica. En 2013, el Centro de Espeleología de Aragón (CEA) descubrió unos restos fósiles de osos en una cueva del Pirineo aragonés, denominada la Brecha del Rincón, situada en la Sierra de Secús, cerca del valle de Hecho. En agosto de 2014 se llevó a cabo una campaña de excavación a cargo de paleontólogos de la Universidad de Zaragoza y miembros del CEA, comprobando que el yacimiento paleontológico presenta un gran potencial.

El objetivo de este primer trabajo ha sido determinar la asignación taxonómica de los restos óseos encontrados basándose en el análisis morfológico y morfométrico de los metapodiales (huesos de las palmas y plantas de manos y pies). Gracias a la comparación de la morfología y las medidas de estos huesos con otros pertenecientes a diversas especies de osos del Pleistoceno de la Península Ibérica (Ursus arctos-oso pardo y los extintos Ursus spelaeus y Ursus deningeri), se ha podido determinar, de forma preliminar, que los osos de la Brecha del Rincón pertenecen a la especie Ursus deningeri, un antepasado del conocido oso de las cavernas Ursus spelaeus. Este descubrimiento convierte la cueva de la Brecha del Rincón en el primer yacimiento de Ursus deningeri  de los Pirineos españoles y el yacimiento de osos de las cavernas situado a mayor altitud de la Península Ibérica, ya que se localiza en un ambiente de alta montaña a 2160 metros sobre el nivel del mar. Recientes dataciones llevadas a cabo por el Laboratorio de Estratigrafía Biomolecular de la E.T.S.I. de Minas de Madrid por el doctor Trinidad de Torres han aportado una edad de Pleistoceno Medio para estos restos fósiles, lo que concuerda perfectamente con la época en la que vivió la especie Ursus deningeri en la Península ibérica.


 
Los osos de las cavernas son un linaje de la familia de los úrsidos que apareció al final del Pleistoceno Inferior, debido a la separación con la línea evolutiva del oso pardo. No hay consenso sobre el momento de esta divergencia; algunos autores lo posicionan hace 2,8 millones de años y otros hace solo 1,2 millones de años. En cualquier caso, es claro que una de las especies de osos de las cavernas, Ursus deningeri, que vivió sobre todo durante el Pleistoceno Medio en Europa, fue reemplazado por los taxones de osos de las cavernas del Pleistoceno Superior. Uno de esos taxones, Ursus spelaeus, persistió hasta su extinción hacia el final del Pleistoceno Superior, hace unos 24000 años. En el Pirineo oscense podemos encontrar esta especie en la cueva de Tella, al norte de la localidad de Ainsa, donde se han recuperado más de 5000 huesos pertenecientes a estos osos, que han sido estudiados durante la tesis doctoral de Raquel Rabal (2013). Esta claro, que al igual que el oso pardo hace actualmente, los osos de las cavernas, tanto Ursus spelaeus como Ursus deningeri, utilizaban las cuevas para pasar sus largos letargos invernales.

El yacimiento de la Brecha del Rincón también está dando importantes resultados respecto a la biodiversidad de murciélagos fósiles, que están siendo estudiados por nuestra compañera Julia Galán. Debido al importante potencial que presenta esta cueva, este verano se va a continuar con las labores de excavación. Los trabajos se harán coincidir con la campaña de exploración espeleológica del CEA en la Sierra de Secús, a fin de poder utilizar el campamento base de los espeleólogos y contar con su ayuda dentro de la cavidad. Para dicha campaña se montará un campamento de altura a 2050 metros, situado a 3 horas caminando desde el vehículo. Para el traslado de la gran cantidad de material de excavación, material técnico de cuevas, cuerdas, así como tiendas-carpas y víveres para una veintena de personas durante una semana, se va contar con los servicios de una empresa de porteo con mulas. Además, debido a las grandes expectativas que despierta esta campaña tanto del punto de vista espeleológico como paleontológico, se unirán al equipo un espeleólogo catalán y dos italianos, además de un investigador francés de la Universidad de Toulouse.

El presente estudio se enmarca dentro de un proyecto de investigación financiado por el Instituto de Estudios Altoaragoneses titulado “Bucardos y osos fósiles del Pirineo. Recuperación de restos paleontológicos, catalogación y datación de los yacimientos Pleistoceno-Holoceno de las cavidades del Pirineo oscense”, que nuestros dos compañeros realizan en colaboración con el investigador Ricardo García González del Instituto Pirenaico de Ecología de Jaca y con el CEA.

Esta es la referencia:
  
Rabal-Garcés, R. y Sauqué, V. 2015. A new Pleistocene cave bear site in the high mountains of the Spanish Pyrenees: La Brecha del Rincón (Huesca, Spain). Comptes Rendus Palevol. Doi : 10.1016/j.crpv.2015.02.008