martes, octubre 06, 2015

Allodaposuchus hulki, un nuevo "cocodrilo" del final del Cretácico


Un equipo de investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont y la Universidad de Barcelona describen en un trabajo publicado en la revista PeerJ una nueva especie de cocodrilo del Cretácico que convivió con los últimos dinosaurios del Pirineo. Allodaposuchus hulki es el nombre que se ha dado a la nueva especie en homenaje al superhéroe de Marvel "Hulk", ya que se trata de un animal muy robusto, con una musculatura muy desarrollada y, posiblemente, con mucha fuerza en las extremidades.

La nueva especie, bautizada con el nombre de Allodaposuchus hulki, fue descubierta en 2003 cerca del pueblo de Orcau (Pallars Jussà, Lleida). Los restos incluyen diversas partes del cráneo, vértebras, la cintura escapular y las extremidades anteriores de un mismo individuo. Presentan una serie de caracteres anatómicos únicos que han permitido a un grupo de investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) y la Universidad de Barcelona (UB), encabezados por Alejandro Blanco, paleontólogo del ICP, describir la nueva especie de crocodiliano en un artículo publicado en la revista científica PeerJ.

El estudio morfológico y de las inserciones musculares de las extremidades delanteras demuestra que A. hulki era un animal muy robusto, musculoso y posiblemente con mucha fuerza en las extremidades", explica Blanco. Esta característica le ha valido el epíteto específico "hulki", en referencia a "Hulk", el conocido superhéroe de color verde de Marvel. La especie destaca especialmente por el desarrollo de la musculatura que permitía mantener las patas extendidas, destinada a mantener el voluminoso cuerpo del animal separado del suelo. "Su masa muscular es muy superior incluso en comparación con otras especies del género Allodaposuchus", comenta el investigador. Esta configuración posiblemente indicaría un andar semierguido y no reptante. 

Una de las características del género Allodaposuchus es la presencia de unas aberturas óticas (lo que serían sus orejas) muy amplias, de las que se desconocía su función. En este estudio, los investigadores han obtenido imágenes radiográficas con un aparato de tomografía computarizada que ha permite observar un complejo circuito de cavidades y senos en el interior del cráneo conectados directamente con la apertura ótica y que probablemente están relacionados con un agudo sentido de el oído. Además, estas cavidades aligerarían el peso del cráneo.

La combinación de un cráneo ligero, buen oído y una postura semierguida a la hora de andar parecen indicar que Allodaposuchus hulki era de hábitos preferentemente terrestres, con capacidad de realizar largas incursiones por los ambientes de ríos que dominaban el paisaje de los Pirineos hace 69 millones de años. En la zona donde se han recuperado los restos de A. hulki también se han hallado numerosos restos de dinosaurios y no se deben descartar posibles interacciones depredador-presa entre los dos grupos de animales.




El género Allodaposuchus es uno de los crocodilianos (grupo que incluye los actuales gaviales, cocodrilos, caimanes y aligatores, así como numerosas especies fósiles) más primitivos del mundo y se originó en la Península Ibérica. A pesar de que el género Allodaposuchus es endémico y de los más comunes en Europa hace entre 70 y 65 millones de años (periodo que coincide con los últimos millones de años de existencia de dinosaurios no aviario en la Tierra), la mayoría de fósiles recuperados hasta ahora correspondían exclusivamente a restos craneales.

-    See more at: ICP