sábado, marzo 05, 2011

Eres lo que comes

Acaba de publicarse en Science un artículo donde relacionan la evolución de los dientes de los caballos a lo largo del Terciario con los cambios climáticos, lo que les permite inferir que la evolución de este grupo fue por selección natural. Se trata de un trabajo realizado por investigadores norteamericanos, griegos y españoles (Florent Rivals del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) con dientes de 6.500 caballos fósiles que representan 222 poblaciones diferentes de 70 especies fósiles distintas. Esta colección está guardada en el Museo de Historia Natural de Nueva York. El registro estudiado representa 55 millones de años de evolución, en los que se ha detectado una clara relación entre la evolución de los dientes de los caballos y los cambios en las dietas resultado de los cambios en los clima. La conclusión del trabajo es que la cambios evolutivos en los dientes de los caballos han sido lentos, pero concentrada en periodos de tiempo relativamente cortos y siempre posteriores a los cambios en el entorno y en su dieta.
Más en Aragosaurus.