sábado, diciembre 03, 2011

El origen de los neandertales

Los neandertales (Homo neanderthalensis) fueron la primera especie humana fósil descubierta por la ciencia. El primer resto de un neandertal se encontró en 1829 en la localidad belga de Engis y se trataba del cráneo parcial de un individuo infantil. A éste le siguió, en 1848, el descubrimiento en Gibraltar del cráneo de un adulto y, en 1856,el hallazgo de un esqueleto parcial en la cueva Feldhofer, situada en una zona del valle del río Düssel conocida como Valle de Neander (Neanderthal, en alemán).

Desde entonces, los neandertales han cautivado la atención de los especialistas y del público en general. Durante más de un siglo y medio, las cuestiones referidas al origen, el significado y el destino evolutivos de los neandertales han suscitado las más encendidas polémicas. En las últimas décadas, y gracias en buena parte a los descubrimientos en investigaciones realizados en el yacimiento mesopleistoceno de la Sima de los Huesos, en la burgalesa Sierra de Atapuerca, se ha podido establecer firmemente que el origen de los neandertales se encuentra en las poblaciones humanas del Pleistoceno medio de Europa. Hasta ahora, la mayoría de autores consideraban que este proceso evolutivo había sido de tipo anagenético; es decir, que habría involucrado por igual a todas las poblaciones humanas del Pleistoceno medio europeo, que habrían evolucionado gradualmente para dar lugar al tipo neandertal.

Sin embargo, en un estudio apararecido On line en la revista Journal of Human Evolution y encabezado por María Martinón-Torres se pone en cuestión ese modelo de “Neandertalización progresiva”. El trabajo ha consistido en un exhaustivo análisis morfológico de las más de 500 piezas dentales recuperadas en la Sima de los Huesos hasta la campaña de 2007. Este estudio ha confirmado la presencia de numerosos caracteres de tipo neandertal en la dentición de los humanos de la Sima de los Huesos pero también ha puesto de manifiesto la existencia de otros rasgos que son peculiares de la población de la Sima de los Huesos y que no se encuentran entre los neandertales.

Estos resultados confirman el estrecho parentesco evolutivo entre los humanos de la Sima de los Huesos y los neandertales pero también indican que la población burgalesa no estuvo en la ancestría directa de los neandertales. Los autores del estudio, concluyen su trabajo proponiendo un modelo alternativo para la evolución humana en Europa durante el Pleistoceno medio en el que habría más de una línea evolutiva. Si dichas líneas merecen la categoría de especies, o si se trata de linajes por debajo del nivel específico es algo que sin duda será objeto de controversia en un futuro muy próximo. Pero mientras tanto, podemos felicitarnos de que la calidad del material fósil y la minuciosidad del análisis hayan permitido alcanzar una resolución tan fina como para discutir problemas de tipo microevolutivo. Algo que parecía solo al alcance de los estudios basados en material y técnicas genéticas.

REFERENCIA
María Martinón-Torres, José María Bermúdez de Castro, Aida Gómez-Robles, Leyre Prado-Simón, Juan Luis Arsuaga (2011). Morphological description and comparison of the dental remains from Atapuerca-Sima de los Huesos site (Spain). Journal of Human Evolution. On line.

FIGURA:
Dientes de la Sima de los Huesos. Cortesía Javier Trueba.