miércoles, julio 25, 2012

Un nuevo cocodrilomorfo eusuquio en el Cretácico Superior del Pirineo Aragonés

El Cretácico Superior de la Cuenca de Tremp en los Pirineos presenta algunos de los yacimientos de vertebrados fósiles más ricos de la Península Ibérica. Además los yacimientos de esta cuenca aumentan su importancia al tratarse de una de las pocas zonas de Europa que contienen un registro de vertebrados tan cercano al límite Cretácico-Terciario que marcó una de las mayores extinciones de la historia geológica. Entre los restos recuperados hasta el momento en el Pirineo aragonés destacan los que de Arén (Huesca), donde se han descrito dos nuevas especies de dinosaurios hadrosáuridos como son Blasisaurus y Arenysaurus, además de la nueva especie de cocodrilo Arenysuchus (Huesca).

En los últimos años, el grupo Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza ha llevado a cabo nuevas campañas de prospección paleontológica en sectores más al Oeste de la Cuenca de Tremp, entre las localidades de Serraduy del Pon y Beranuy (Huesca). En esta nueva zona de estudio se han recuperado abundantes restos de vertebrados entre los que destacan restos de dinosaurios y cocodrilomorfos. Uno de los fósiles más espectaculares que se han recuperado es un cráneo prácticamente completo de un cocodrilomorfo eusuquio perteneciente al género Allodaposuchus. Este tipo de cocodrilomorfos (Eusuchia) forman el origen del linaje del que descienden todas las especies actuales de cocodrilos, gaviales, aligátores y caimanes.

El pasado mes de Junio se llevó a cabo la 10ª reunión de la European Association of Vertebrate Palaeontologists (EAVP) celebrada en Teruel. En este congreso se presentó el trabajo donde se exponía la descripción preliminar de este nuevo cráneo de Allodaposuchus. El género Allodaposuchus forma un grupo de cocodrilomorfos endémicos de Europa que aparecen en el Cretácico Superior.

Aunque los restos de Allodaposuchus son bastante fragmentarios, hasta el momento se han recuperado tres cráneos bastante completos en Rumanía, Francia y el recuperado en Serraduy (Huesca). Hasta el momento el género Allodaposuchus estaba representado por una sola especie, A. precedens, sin embargo las diferencias morfológicas existentes entre los tres cráneos, un contexto cronoestratigráfico diferente (edades distintas) y regiones paleogeográficas relativamente alejadas, parece indicar que habría más de una especie de Allodaposuchus. Por lo tanto, el registro de eusuquios basales en Europa muestra un escenario más complejo. La disposición de Europa formando un archipiélago habría favorecido la evolución vicariante y la formación de endemismos dando lugar a taxones diferentes, lo cual explicaría la presencia de al menos dos o tres especies diferentes de Allodaposuchus distribuidas entre Rumanía, Francia y España.

La referencia completa es:  Puértolas-Pascual, E., Cruzado-Caballero, P., Canudo, J.I., Moreno-Azanza, M., Gasca, J.M., Castanera, D., Parrilla, J., 2012. A new specimen of Allodaposuchus sp. (Eusuchia) from the late Maastrichtian of Spain (Serraduy, Huesca). Fundamental. 10th EAVP meeting. Teruel. (Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, ed.). 199-202.