domingo, septiembre 02, 2012

Milonga para una niña


 

Cuando Silvia me propuso hacer una entrada para el blog Tierra de Dinosaurios sobre una canción que relacionará con algo paleontológico, no lo pensé ni por un momento elegí a Alfredo Zitarrosa. Es un cantautor uruguayo muy conocido en Sudamérica  fallecido en 1989. Sus canciones populares tienen poco que ver con la Paleontología, pero entonces cual es razón de elegir Milonga para una niña, una de sus canciones más conocidas.

La historia comienza en la localidad de Agrío del Medio, poco más que unas casas situadas junto al río Agrío (Neuquén, Argentina). En esta parte del Norte de la Patagonia aflora una potente serie de sedimentos del Cretácico Inferior de la Formación Rayoso. Durante tres años estuvimos prospectando y excavando los restos de dinosaurio de esta formación. Tuvimos la suerte de encontrar un yacimiento con un ejemplar articulado de un saurópodo rebaquisáurido, pariente lejano de Demandasaurus. Se encontraba conservado en una dura arenisca que durante quince días estuvimos picando y picando hasta diferenciar un bloque enorme con una serie vertical articulada.

La mayor parte de la campaña estuvimos tres paleontólogos, además del que escribe, Leonardo Salgado (Universidad de Río Negro y Conicet) y José Carballido (Museo Egidio Feruglio y Conicet). Se hace largo picar y picar, por lo que José empezó a poner música que tenía en su teléfono móvil. El único problema es que solo tenía canciones de Alfredo Zitarrosa. Tengo que confesar que no lo conocía, pero la música popular siempre me ha gustado. Una y otra vez escuchábamos sus canciones como la de Milonga para una niña. Pudimos escuchar cientos de veces sus poesías, sus canciones bajo implacable sol patagónico. Fue tal empacho de Zitarrosa que llegamos a aprendernos de memoria la poco más de una docena de canciones que dormían en el teléfono móvil de José.

Alfredo llego a ser uno más de la excavación, por lo que finalmente llamamos al dinosaurio Alfredo. Si os fijáis en la foto de la “momia” que encierra al dinosaurio podréis ver el nombre de Alfredo. Este dinosaurio aún no ha salido de su encierro, pero poco a poco se va a preparando y sus huesos empiezan a verse. Posiblemente es un dinosaurio saurópodo que dentro de unos años le pondremos nombre, pero para nosotros siempre será Alfredo.

José Ignacio Canudo