jueves, julio 11, 2013

20.000 años de ocupación humana. Reconstrucción paleoambiental de la cueva de Santimamiñe (Bizkaia, España)

Nuestro aragosaurero Juan Rofes, investigador  de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU)  ha liderado un estudio publicado en la prestigiosa revista “Quaternary International”. Se trata de la reconstrucción paleoambiental de la cueva de Santimamiñe (Kortezubi, Bizkaia, España), uno de los yacimientos más famosos de la prehistoria vasca y de la cornisa cantábrica en general.

Entre 2004 y 2006, una cata de prueba reveló una secuencia estratigráfica en el vestíbulo interno de la cueva de Santimamiñe que cubría alrededor de 20.000 años, desde el Pleistoceno Tardío final (MIS 2) hasta el Holoceno Medio (MIS 1). La secuencia comprende seis unidades crono-culturales: Magdaleniense inferior, medio y superior, Aziliense, Neolítico y Calcolítico/Edad del Bronce, además de siete niveles puramente paleontológicos. Más de 47.000 restos de microvertebrados (incluyendo mamíferos, pájaros, reptiles, anfibios y peces) fueron recuperados, de los cuales 1587 fueron identificados a nivel de género

y/o especie. De estos, los pequeños mamíferos se han usado para la reconstrucción paleoambiental puesto que son muy sensibles a las condiciones climáticas y su distribución  a lo largo del tiempo, medida en términos de abundancia relativa, sirve como indicio fiable de los cambios de clima y hábitat.

La reconstrucción  de los ambientes y paisajes pretéritos de Santimamiñe, basada en los pequeños mamíferos, coincide aproximadamente con otros indicios, como son el registro de anfibios y reptiles, los grandes mamíferos y pájaros, el polen y los eventos crioclásticos, a escala local; otras reconstrucciones paleoambientales del norte de la Península Ibérica, a escala regional; y la curva de isótopos de oxígeno de un sondeo de hielo de Groenlandia central,  a escala global. Todos los niveles Magdalenienses de Santimamiñe se depositaron durante el episodio climático conocido como Oldest Dryas, un período mayormente húmedo y frío que incluye el Evento Heinrich 1.

La evidencia aportada por los pequeños mamíferos fósiles, por la palinología y por los eventos crioclásticos probablemente documenta la transición del período frío conocido como Younger Dryas al comienzo del Óptimo Climático del Holoceno durante época Aziliense.  El nivel superior de la secuencia, depositado durante una reapertura moderada del paisaje durante el período Subboreal, viene poco después del Evento Holocénico de Enfriamiento 3.

La referencia completa del artículo es:  Rofes, J.; Murelaga, X.; Martínez-García, B.; Bailon, S.; López-Quintana, J.C.; Guenaga-Lizasu, A.; Ortega, L.A.; Zuluaga, M.C.; Alonso-Olazabal, A.; Castaños, J.; Castaños, P. The long paleoenvironmental sequence of Santimamiñe (Bizkaia, Spain): 20,000 years of small mammal record from the latest Late Pleistocene to the middle Holocene. Quaternary International (2013), http://dx.doi.org/10.1016/j.quaint.2013.05.048