martes, septiembre 30, 2008

Los neandertales de Gibraltar comían focas

Investigadores españoles y británicos han descubierto en las cuevas Vanguard y Gorham, situadas en la playa del Gobernador (cara este del peñón de Gibraltar) las evidencias más claras que los neandertales cazaban y se alimentaban de mamíferos marinos, como por ejemplo las focas. Los restos se han recuperado en sedimentos de más de 42.000 años. Los restos óseos de focas presentan marcas producidas por herramientas de piedra utilizadas para extraer piel y carne. Los fósiles muestran que los neandertales rompían los huesos para extraer la médula.

Con estos datos, los investigadores han publicado un trabajo en la revista norteamericana PNAS en el que proponen que los neandertales y los humanos modernos usaban de manera similar los recursos marinos. De esta manera ponen en duda la teoría de que el Homo sapiens era la única especie humana con capacidad para explotar todos los recursos naturales, lo que incluía a los marinos. Una de las consecuencias de esta adaptación al medio por parte de las poblaciones de Gibraltar, les permitió ser los últimos neandertales en extinguirse.