domingo, septiembre 28, 2008

Nueva aportación sobre el adquisición del miembro tetrápodo

Un reciente estudio publicado en la revista Nature aporta nuevos datos sobre los primeros pasos en la evolución del miembro tetrápodo. Se trata de un trabajo desarrollado por Catherine Boisvert y colaboradores sobre las aletas radiales del pez Panderichthys recuperado en sedimentos del Devónico (unos 385 millones de años). Para estos investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia) las aletas radiales de este pez son el antecedente evolutivo de los dedos de manos y pies de los tetrápodos.

Hipótesis anteriores ya suponían que los dedos de los vertebrados terrestres derivan de las aletas radiales, pero en 1990 esta idea perdió fuerza entre la comunidad científica. Por varios años, los estudios apuntaban que no existía ni una relación entre la estructura ósea de los actuales tetrápodos y los peces.

La hipótesis de situar a Panderichthys en la línea evolutiva del miembro tetrápodo es una propuesta antigua, o lo que es lo mismo que los dedos de los vertebrados terrestres derivan de las aletas radiales. Esta hipótesis perdió fuerza en la década de los 1990, ya que no se había encontrado entre la estructura ósea de los actuales tetrápodos y los peces. No se había encontrado hasta ahora las divisiones en las aletas radiales en los fósiles encontrados. El nuevo examen de un ejemplar bien conservado, ha permitido demostrar que las aletas radiales Panderichthys presentan divisiones similares a la de los dedos. Esta estructura sería el primer paso en la evolución a los dedos.