viernes, enero 21, 2011

Descubierto un fósil de foca monje en Cantabría

La foca monje es una especie de foca en serio peligro de extinción. Su habitat en el pasado fue amplio en muchas zonas del Mediterráneo y en la costa africana del Atlántico. Parece que su distribución fue mayor en el pasado como indica la publicación en la revista inglesa Proceedings of the Geolologists' Association de restos fósiles de esta especie en sedimentos de hace 6.000 años en Cantabria

Investigadores de las universidades de Cambridge, Cantabria y Autónoma de Barcelona, y del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC), han identificado en la Cueva de La Fragua, en Santoña (Cantabria), un resto fósil perteneciente a una foca monje, un mamífero marino actualmente en peligro de extinción y que se asocia comúnmente a las aguas templadas del Mediterráneo o el Atlántico más tropical. Se trata de la primera vez que esta especie ha sido identificada en la Prehistoria de la Cornisa Cantábrica. Según comunica Ana Belén Marínuna, una de las autoras de la publicación "tras el último Máximo Glacial de hace 20.000 años, a mediados del Holoceno, el continente europeo registró el denominado Óptimo Climático, con temperaturas que incluso superaron a las actuales en el centro y norte de Europa. Sin embargo, los registros de polen manejados hasta la fecha indican que aparentemente en el suroeste del continente esto no fue así, y que las temperaturas medias habrían sido del orden de uno o dos grados más bajas que las actuales".

Más en el comunicado de prensa que se puede leer en Europa Press