viernes, enero 25, 2013

“Explosión” de equinodermos en el Cámbrico de Marruecos

Hasta el momento se conocía que la primera radiación de los equinodermos se produjo durante el Cámbrico medio. En concreto, el yacimiento de Purujosa, en el Parque Natural del Moncayo (Zaragoza), proporcionaba la mayor diversidad de equinodermos cámbricos conocida a nivel mundial. Un nuevo estudio publicado en la revista Nature Communications por Andrew Smith, Samuel Zamora (ambos del Natural History Museum de Londres) y Javier Álvaro (Centro de Astrobiología, Madrid), va más atrás en el tiempo y presenta una diversidad de equinodermos inesperada en torno al límite Cámbrico inferior y medio, y por lo tanto varios millones de años antes de lo encontrado hasta la fecha. Los fósiles fueron recogidos durante dos campañas de campo realizadas en Marruecos y financiadas por un proyecto de National Geographic cuyo objetivo era encontrar el origen de los equinodermos en Marruecos.
Los resultados son sorprendentes e inesperados, no sólo se han encontrado los equinodermos más antiguos de todo el supercontinente de Gondwana, sino que además se ha encontrado la fauna de equinodermos cámbrica más diversa a nivel mundial. Lo más interesante es que gracias a esto se puede estimar la velocidad a la que evolucionaron los equinodermos y se ha calculado que en sólo 10 millones de años todos los planes corporales que dominaron el Paleozoico estaban ya establecidos. Entre los fósiles encontrados se encuentran representantes de 4 planes corporales muy diferentes; bilateral, asimétrico, espiral y pentaradial. Varios de estos taxones representan formas totalmente nuevas y que van a ayudar notablemente a esclarecer las relaciones filogenéticas entre grupos muy controvertidos. El estudio finaliza proponiendo que los equinodermos seguramente aparecieron en torno al Tomotiense, poco antes que los fósiles localizados en Marruecos, hace aproximadamente 525 millones de años. Esto coincidiría con cambios importantes en la química de los océanos que propiciaron que los organismos pudieran construir esqueletos de calcita con alto contenido en magnesio, el mismo tipo de esqueleto que presentan los equinodermos y que todavía perdura hoy en sus parientes más cercanos. 

 Referencia: Smith, A. B., Zamora, S. & Álvaro, J. J. 2013. The oldest echinoderm faunas from Gondwana show that echinoderm body plan diversification was rapid. Nature Communications, 4: 1385 doi: 10.1038/ncomms2391.