jueves, mayo 30, 2013

Una nueva ficha en la evolución temprana de las Aves

Durante muchos años, Archeopteryx ha sido el único fósil de ave conocido en el Jurásico. Tradicionalmente se le considera como el ave más primitiva. Los últimos descubrimientos en el Jurásico Medio y Superior de China nos esta empezando a dar un poco de luz sobre la evolución de las primeras aves. Se conocen bien en el Cretácico Inferior, pero en ese intervalo temporal ya están muy diversificadas lo que indica un origen jurásico. Precisamente la reciente descripción de Aurornis nos da una pieza más en este puzzle evolutivo.

Acaba de publicarse en la prestigiosa revista Nature un nuevo dinosaurio terópodo con plumas que se ha llamado Aurornis xui. Para sus autores se trata de una verdadera ave, aunque su posición filogenética en la base de las aves resulta inestable y podría ser también un terópodo muy cercano. Esta indefinición puede resultar chocante para los aficionados, pero resulta habitual en las formas que están cercanas al origen de los grandes grupos. Los límites entre los grandes grupos puede resultar complicado, teniendo en cuenta la escasez de información. Solo por centrar el tema. Un gran terópodo y un gorrión tienen poco que ver morfológicamente poco parecido, sin embargo al ir descubriendo los ancestros de estos dos taxones cada vez nos encontramos formas más cercanas y más difíciles de poner los límites.

El holotipo de Aurornis xui proviene de unos niveles jurásicos de hace unos 150 millones de años. Es un animal que medía medio metro de longitud, tenía pequeños y afilados dientes y largas extremidades con las que podía desplazarse por los arboles. También tenía una larga cola. El ejemplar se descubrió de manera accidental por un agricultor en la provincia de Liaoning, quedando depositados en el museo de Yizhou. Revisando sus colecciones el paleontólogo belga Pascal Godefroit, del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales de Bruselas reconoció la importancia de este ejemplar. Para él representa el ave más primitiva.

Los huesos de la cadera de Aurornis lo relaciona con las aves modernas. Presenta pequeños dientes, muy afilados. Sus miembros son largos y adaptados al movimiento terrestre. Presenta plumas, pero están mal conservadas. No hay claras evidencias que pudiera volar. Todos los caracteres morfológicos han sido analizados con un programa de ordenador que indica que Aurornis era más primitivo que el famoso Archeopteryx, considerada como el ave (Aviale) más primitiva.

Otros colegas como Luis Chiappe, uno de los grandes expertos en Aves del Mesozoico y director del Instituto de Dinosaurios del Museo de Historia Natural de Los Angeles en California opina que no sería una verdadera Ave, muy cerca… pero aún no sería un pájaro. Pero lo que es indudable es que se trata de un taxón muy interesante, al aportar información cercana al comienzo de la historia evolutiva de las Aves.