sábado, abril 30, 2011

Descubierto un disco intervertebral de un reptil marino del Jurásico en Teruel

Buscando en antiguas colecciones de los museos se pueden encontrar ejemplares raros que se encuentran sin publicar, ni estudiar. Este es caso de un disco intervertebral de un reptil marino encontrado en la Sierra de Albarracín en el Siglo XIX y que ahora han descrito Franscisco Gascó y Adan García en la revista Geogaceta.

La Sierra de Albarracín, localizada en el sector suroccidental de la Cordillera Ibérica, destaca por la gran cantidad de restos fósiles de invertebrados, especialmente del Jurásico. Por eso ha sido, ya desde el siglo XIX, una zona clave para estudios sistemáticos, bioestratigráficos y cronoestratigráficos. A pesar de su abundancia fosilífera, muy pocos restos han sido asignados a vertebrados fósiles. El ejemplar analizado forma parte de la colección de paleontología de vertebrados del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, y sus primeras referencias son anteriores a la Guerra Civil. A pesar de que se han hallado algunas fichas manuscritas antiguas, no está claro quién encontró la pieza ni cuál es su lugar de origen.

Más en Aragosaurus