sábado, mayo 07, 2011

Nuevas evidencias de la estructura interna travecular de la pelvis de los homínidos


Nuestros colegas Richard Abel del Imperial College de Londres, y Gabriele Macho, del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont acaban de publicar una artículo en la revista Journal of Anatomy titulado Ontogenetic changes in the internal and external morphology of the ilium in modern humans.

En este trabajo demuestran que la orientación trabecular en el hueso ilíaco puede ayudar a entender el comportamiento posicional y locomotor de las especies.
Los restos fósiles de huesos ilíacos de homínidos, el más grande de los huesos de la pelvis, han proporcionado durante mucho tiempo pruebas de la locomoción bípeda de nuestros primeros antepasados. La forma de nuestros huesos ilíacos y la disposición de sus paquetes trabeculares internos están –en gran parte- determinados genéticamente. La pelvis sufre importantes remodelaciones a lo largo de la ontogenia y en la edad adulta: la forma del hueso ilíaco y su orientación trabecular interna están predeterminadas y se desarrollan sincrónicamente hasta la adolescencia, a pesar de que hay cambios importantes en los patrones de locomoción en todo el desarrollo: desde el gateo a hasta el desplazamiento bípedo plenamente competente.

Toda la información la podéis encontrar en la
web del ICP y en Aragosaurus.

La fotografía de http://www.flickr.com/photos/organ_printer