jueves, octubre 13, 2011

La musaraña más antigua de las Isla Baleares

Nuestros aragosaureros, Juan Rofes y Gloria Cuenca Bescós, en colaboración con Pere Bover y Josep Antoni Alcover del Institut Mediterrani d’Estudis Avançats (IMEDEA-CSIC) de Mallorca, acaban de presentar un póster en las recientes XXVII Jornadas de la Sociedad Española de Paleontología (SEP), organizadas por el Institut Catalá de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) en Sabadell. Se trata del sorícido (Mammalia) más antiguo hallado hasta la fecha en el archipiélago Balear. La brecha fosilífera de la que procede el resto estudiado (una mandíbula) se localiza en la costa este de Mallorca, cerca del Caló den Rafelino (CDR), en el municipio de Manacor.

La evidencia estratigráfica y paleontológica indica una cronología del Plioceno Temprano.
Los caracteres morfológicos del espécimen de Caló den Rafelino son, en opinión de los autores, suficientes para diferenciarlo de las especies de Nesiotites descritas hasta hoy. El aspecto general de los dientes inferiores no difiere demasiado del típico de Nesiotites, pero presenta ciertos rasgos que lo relacionan más estrechamente con Asoriculus gibberodon, su supuesto ancestro, que cualquier otro representante del género. Por lo tanto, el sorícido de CDR sería el más antiguo representante del género Nesiotites registrado hasta la fecha. El espécimen de CDR combina caracteres dentales primitivos con un tamaño relativamente grande. Estas dimensiones son mayores que las esperadas para una forma intermedia entre A. gibberodon y N. ponsi.

Además de este nuevo sorícido, el conjunto faunístico de Caló den Rafelino incluye a los primeros representantes de los géneros Myotragus e Hypolagus (M. palomboi y H. balearicus, respectivamente) de las Islas Baleares, junto con un nuevo género y especie de cricétido y una especie de glírido, ambos aún por describir. Todos estos taxones endémicos muestran los efectos de la insularidad en mayor o menor medida. El tamaño relativamente grande y las peculiaridades morfológicas del espécimen de CDR no son una excepción. El conjunto faunístico de este depósito representa la evidencia más temprana de la fauna que llegó a Mallorca durante la Crisis de Salinidad del Mesiniense. (ca. 5.6-5.32 Ma).