sábado, octubre 15, 2011

Los primeros roedores sudamericanos. La Amazonia peruana hace 42 millones de años.

Nuestro colega y amigo René Lavocat tuvo siempre un especial cariño por línea de investigación que buscaba respuestas sobre el origen de los roedores y de los primates suramericanos. Hasta la interesante publicación que comentamos hoy, los primeros fósiles de estos dos importantes órdenes de mamíferos eran del Oligoceno (alrededor de 32 millones de años). Por eso, si ahora estuviera todavía entre nosotros, le gustaría saber que el estudio de los nuevos roedores del Eoceno peruano (aproximadamente 42 millones de años) le da la razón, cuando afirmaba que su origen debía ser africano.


Investigadores de varias universidades europeas y americanas estudian los primeros fósiles de roedores sudamericanos. El equipo, dirigido por Pierre-Olivier Antoine, de la Universidad de Montpellier han encontrado dientes aislados de al menos tres especies diferentes de roedores caviomorfos en las cercanías de la ciudad de Contamana, en el Eoceno Medio de Perú. Los dientes fósiles son diminutos (ver la fotografía), y todos provienen de una misma capa fosilífera, de color gris por ser rica en materia orgánica, también con abundante polen que indica que ya existía una exuberante selva parecida a la Amazonia de hoy en día. Además de los roedores, se encuentran abundantes fósiles de otros mamíferos típicos de la fauna terciaria suramericana como marsupiales, armadillos, piroterios y ungulados.

Un apunte sobre los caviomorfos. La mayoría de los roedores que viven actualmente en Suramérica son caviomorfos y se caracterizan todos por una poderosa mandíbula en la que la región articular está en un plano distinto del cuerpo o rama horizontal, de forma que vista por encima, parece que por debajo de los molares surgiera una plataforma (ver las fotos de Myocastor coypus en nuestra galería de cráneos). Muchas mascotas, como las cobayas, las chinchillas y las llamadas liebres de la Patagonia son roedores caviomorfos. También los enormes capibaras, los roedores más grandes que se conocen, son caviomorfos.

Una de las conclusiones más interesantes del estudio de Anoine y colaboradores es que estos roedores están más relacionados filogenéticamente con un grupo de roedores africanos que con ningún otro grupo de roedores del Eoceno, por lo que debió ser África el origen de estos roedores. Una posibilidad es que llegaran a América en balsas de material vegetal flotante cuando el Atlántico tenía aún una anchura menor que la actual. Pero no es la única, y quizás el registro de los roedores sudamericanos sea más antiguo de lo que suponemos...

La referencia completa es:
Antoine, P.O., Marivaux, L., Croft, D-A., Billet, G., Ganerød, M., Jaramillo, C., Martin, T., Orliac, M.J., Tejada, J., Altamirano, A.J., Duranthon, F., Fanjat, G., Rousse, S., Salas Gismondi, R. (2011): Middle Eocene rodents from Peruvian Amazonia reveal the pattern and timing of caviomorph origins and biogeography. Proceedings of the Royal Society B published online 12 October 2011.