viernes, octubre 26, 2007

Guadix va a dedicar una calle al paleontólogo Josep Gibert

Hay pocas ciudades y pueblos de nuestro país que tienen dedicada una calle a un paleontólogo, por eso la propuesta en pleno del Ayuntamiento de Guadix (Granada) de poner el nombre de una calle al paleontólogo catalán Josep Gibert requiere un poco atención, tal y como hemos leido en Granada Digital.

A continuación os adjuntamos la reseña que se hizó desde Aragosaurus y que no colgamos en el Blog: Gibert destacaba por su gran vigor y su gran entusiasmo en la defensa de su descubrimiento más mediático "El Hombre de Orce" , que ha marcado la última parte de su vida. Nació en (Tarragona, España), era doctor en Ciencias Geológicas, catedrático de Ciencias Naturales de los institutos de Montcada y Egara y, desde 1983, investigador del Institut Miquel Crusafont de Sabadell donde desarrollo la mayor parte de su investigación. Su tesis doctoral trató sobre los mamíferos insectívoros del final del Mioceno en Cataluña. También se atrevió con los mamíferos del Mesozoico, con el estudio de los multituberculados del Cretácico Inferior de Galve (Teruel).
Sin duda lo que le marco, fue el descubrimiento en la década de los 1980 de un fragmento craneal en el yacimiento de Venta Micena (Orce, Granada) que defendió con vehemencia como perteneciente a un homínido. Lo significativo del hallazgo es que los sedimentos que lo portaban tenían más de 1.500.000 años lo que significaba que la presencia humana en Europa era muy anterior a lo que se consideraba en ese momento, poco más de 500.000 años.
El fragmento craneal que se llamo "El hombre de Orce" para otros investigadores no es humano, sin embargo esto es irrelevante actualmente, ya que la hipótesis de Gibert de la presencia humana en niveles tan antiguos ha sido confirmada el reciente descubrimiento en Atapuerca de un diente de un homínido de más de un millón de años. Por lo que desde Aragosaurus preferimos recordarlo con su gran entusiasmo, y su trabajo que ha permitido plantear hipótesis novedosas sobre la presencia humana en Europa.

Un recuerdo para toda su familia y todos los compañeros del Institut Miquel Crusafont

2 comentarios:

Luis Gibert dijo...

Me alegra que aragosaurus recuerde al Dr. Gibert, es cierto que no es usual que se le dedique a un paleontólogo una calle y menos que sean tres municipios los que tomen esta decisión:

http://www.ideal.es/granada/20071101/provincia/ayuntamiento-orce-acuerda-unanimidad-20071101.html

Respecto al comentario en que se dice "El Hombre de Orce parece ser que no es humano" me remito a un comentario previo que escribí en aragosaurus. Sorprende la frecuencia con la que se ignora a investigadores independientes que estudiaron el cráneo de Orce y llegaron a la misma conclusión que el Dr. José Gibert.
¿Estan los Drs. D. Campillo, E.Garcia-Olivares, G. Lowenstein, C. Borja, F. Ribot o P.V. Tobias, equivocados tambíen en sus conclusiones? a día de hoy nadie ha replicado sus artículos.

Luis Gibert

Aragosaurus dijo...

Estimado Luis, sentimos no haber contestado a este mensaje anteriormente, pero se nos había pasado el comentario. Reiteramos el mismo mensaje que hemos escrito en otro comentario del Blog y que aquí repetimos:

A José Gibert tuviemos el honor y el placer de conocerlo hace 20 años y nuestra relación con él como persona y como investigador fue siempre cordial. Desde ese cariño escribimos esta nota en la que le revindicamos en su principal aportación a la ciencia. La presencia humana en la Península Ibérica hace más de un millón de años.
Ignorar que había polémica sobre el resto denominado el hombre de Orce, es negar la realidad. Hay numerosas publicaciones a favor y en contra. Pero nosotros no hemos querido, ni queremos entrar en esa polémica. No es nuestra investigación, ni mucho menos era nuestra intención. Por lo que nos disculpamos si alguno de nuestros lectores se ha sentido ofendido.
Estamos abiertos a cualquier comentario positivo, pero no es este foro en el que se debe plantear si el fragmento craneal es de humano o no. Además, en nuestra opinión es irrelevante y posiblemente nunca se va conocer. Lo importante es que había humanos hace más de un millón de años, y esa ha sido la principal aportación de Gibert a la Evolución Humana. Preferimos recordarlo en Aragosaurus por esta aportación y no por las polémicas que ahora no tienen sentido.

De todas maneras, hemos hecho un pequeño cambio en la nota del blog de Aragosaurus.